La voz de la Subbética

  • Diario Digital | Martes, 25 de Junio de 2019
  • Actualizado 18:37

SE HA PODIDO COMPRAR GRACIAS AL BUEN RESULTADO PRESUPUESTARIO OBTENIDO EN EL AÑO 2017

El Ayuntamiento de Almedinilla adquiere en propiedad los terrenos del Cerro de la Cruz

El consistorio almedinillense ya estudia las posibles vías y oportunidades de desarrollo que se abren tras la adquisición de estos terrenos entre los que se encuentra una de las sierras más emblemáticas de la localidad

El Ayuntamiento de Almedinilla adquiere en propiedad los terrenos del Cerro de la Cruz

El Ayuntamiento de Almedinilla ha adquirido la propiedad sobre una de sus sierras más emblemáticas, el Cerro De la Cruz. Esta elevación que se alza a los pies del Caicena coronando la localidad, alberga en su interior majestuosos cortados y roquedos, caprichos paisajísticos, importantes testimonios históricos y un rico patrimonio natural, ecológico, hidrológico y cultural.

Las más de 53 fanegas adquiridas van desde el Paraje de “La Veguilla”, siguiendo el cauce del Caicena hasta la Calle Huertas (salida desde Almedinilla hacia Alcalá la Real), ascendiendo desde ahí hasta Carretera de Brácana y Poblado Ibero, para posteriormente descender nuevamente a “La Veguilla”. Este terreno se une así a las parcelas de la Fuente Ribera (donde se alberga Museo Histórico) y al recinto que hoy alberga el “Poblado Ibero del Cerro de la Cruz”, puesto en valor para su visita, aunque su extensión sobrepasa la zona previamente adquirida.

Debido al buen resultado presupuestario obtenido por el Ayuntamiento de Almedinilla en 2017, la adquisición de estas hectáreas ya están totalmente pagadas, obteniendo aún así cifras positivas de resultados presupuestarios en el pasado año.   

El Bien de Interés Cultural que conforma el Poblado Ibero, así como su zona de protección y entorno de BIC, quedan de esta forma en manos de Almedinilla, a través del Ayuntamiento, garantizando su total protección, conservación, estudio, y futura puesta en valor de las zonas que no formaban parte del terreno vallado.

El Ayuntamiento de Almedinilla ya estudia las posibles vías y oportunidades de desarrollo que se abren con la adquisición de estos terrenos. Entre algunas ideas que ya se contemplan están la creación de espacios de descanso-miradores en curva del Pingorote o junto a la Ermita de la Sta. Cruz del Cerro, la ampliación de la protección sobre el yacimiento histórico, la creación de un sendero desde Almedinilla hasta el Cerro, la regeneración ambiental a su estado original de los espacios-huecos provocados por la extracción arenera, el establecimiento de zona de aparcamiento junto al yacimiento histórico, futuros trabajos arqueológicos, la puesta en valor para la visita de vestigios de anteriores contiendas o mejoras forestales.