02:19h. Viernes, 20 de Julio de 2018

SE HA PROCEDIDO A LA APREHENSIÓN DEL MONO Y A LA INSTRUCCIÓN DEL PERTINENTE EXPEDIENTE

La Guardia Civil denuncia en Carcabuey al propietario de un mono 'tití' que carecía de documentación

El propietario del animal carecía de la preceptiva documentación que amparase la legítima posesión de esta especie que se encuentra en peligro de extinción

La Guardia Civil ha denunciado a un vecino de Carcabuey por una infracción del artículo dos de la Ley Orgánica de reprensión del contrabando, tras supuestamente incumplir los requisitos establecidos en operaciones de importación, exportación, comercio, tenencia y circulación de especímenes de fauna y flora silvestres al poseer un mono 'callithrix jacchus', comúnmente conocido como 'tití', especie en peligro de extinción.

La Benemérita tuvo conocimiento a través de varias informaciones de que un vecino de esta localidad de la Subbética podría estar en posesión de este animal, motivo por el que los agentes realizaron las gestiones para la identificación del propietario, así como para la localización del espécimen.

Las gestiones practicadas permitieron localizar e identificar al propietario y comprobaron que el espécimen en cuestión se trataba de un macho de la especie 'tití' de pincel blanco, de edad madura, y que el propietario del animal carecía de la preceptiva documentación que amparase su legítima posesión.

Ante ello, se procedió a la aprehensión del mono y a la instrucción del pertinente expediente de denuncia al propietario por infracción a lo dispuesto en la Ley de Contrabando.

Esta especie, que se encuentra incluida en el Anexo I del Convenio Internacional de Protección de Especies Amenazadas (Cites) y declarada en peligro de extinción, es originaria de países americanos, en concreto de Brasil.

La tenencia y la crianza de primates por particulares en España está prohibida, excepto si se está en posesión de un permiso específico para la creación de núcleo zoológico, estando restringido a los organismos, institutos o centros oficialmente autorizados. Su comercio se encuentra regulado por el Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres.

El mono ha quedado a disposición de la Administración Pública, remitiendo el acta de aprehensión a la Administración de Aduanas de Córdoba y ha sido siendo entregado para su custodia a la AAP-Primadomus, situada en Villena (Alicante) y centro de referencia para el rescate de este tipo de ejemplares amenazados.