La voz de la Subbética

  • Diario Digital | Martes, 25 de Junio de 2019
  • Actualizado 10:46

Sabor a Subbética: La Chanfaina de Carcabuey

Este plato típico de esta localidad de la Subbética se suele elaborar y degustar el día en el que se sacrifican (o sacrificaban) los cerdos para el consumo familiar

Plato de Chanfaina / Foto: Carcaweb News
Plato de Chanfaina / Foto: Carcaweb News
Sabor a Subbética: La Chanfaina de Carcabuey

La Subbética cordobesa es patrimonio, historia, cultura, naturaleza y también gastronomía. Los municipios que conforman nuestra comarca tienen en su recetario comidas o bebidas típicas de la zona que, a día de hoy, se siguen elaborando de manera tradicional. 

Uno de estos platos singulares que se elabora en este tiempo de matanzas tradicionales que todavía se siguen celebrando en algunos de nuestros pueblos es la chanfaina. Este plato típico de Carcabuey se suele elaborar y degustar el día en el que se sacrifican (o sacrificaban) los cerdos para el consumo familiar. 

La chanfaina es un caldo graso de carne con algunas verduras cuyos ingredientes principales son la sangre y el hígado del cerdo (conocido popularmente, junto con los pulmones, como las asaduras). Para aquellas personas que tengan interés o curiosidad en degustar este plato típico de Carcabuey, lo podrán hacer de forma gratuita el próximo 8 de diciembre durante la celebración de la Fiesta de la Matanza Tradicional. 

Ingredientes:

-1 ½ kg de hígado de cerdo
-1/2 litro de sangre de cerdo
-Miga de pan asentado de dos días antes
-1 vaso de aceite
-3 hojas de laurel
-Sal y pimienta al gusto
-Comino al gusto
-Clavo al gusto
-Matalaúva al gusto
-Orégano al gusto
-1 caja de azafrán
-¼ de tomate triturado
-1 cabeza de ajo asado
-Pimiento choricero o cornetas
-200 ml de vino

Elaboración

Cortar la sangre a trozos (una vez coagulada), freír y reservar. Cortar el hígado de cerdo, lavar y freír con sal. Retirar el aceite sobrante, añadir al hígado frito tomate triturado y el resto de aliños (laurel, sal, pimienta comino, clavo, matalahúva, orégano, azafrán, ajo asado, pimiento choricero o cornetas). 

Marear, añadir la miga de pan y adicionar con agua según vaya pidiendo. Dejar hervir hasta que obtengamos una salsa espesa. Agregar los trozos de sangre fritos.