La voz de la Subbética

  • Diario Digital | lunes, 06 de julio de 2020
  • Actualizado 01:44

NO HABRÁ BONOS DE TEMPORADA NI CURSILLOS DE NATACIÓN

La Piscina Municipal de Doña Mencía abrirá sus puertas el próximo 1 de julio

Esta instalación trae para el verano cambios significativos, y el aforo se reducirá hasta 200 personas

La Piscina Municipal de Doña Mencía abrirá sus puertas el próximo 1 de julio

Ya hay fecha, tras las novedades que hemos ido conociendo en las últimas semanas respecto a la Piscina Municipal de Doña Mencía ya conocemos cuando abrirá sus puertas en este atípico, pero también esperado, verano 2020. Pese a la incertidumbre generada por la covid-19, desde el Ayuntamiento de Doña Mencía y el área de Deportes se ha venido trabajando intensamente para poder ofrecer uno de los servicios estrellas cada año.

El próximo miércoles 1 de julio, coincidiendo con la entrada del nuevo mes, abrirá sus puertas esta instalación acuática situada en el Polígono Industrial del Calatraveño. Si todo transcurre con normalidad, se podrá disfrutar de la Piscina Municipal, al menos, hasta el 31 de agosto. Desde el consistorio se indica que «se ha trabajado para establecer las mejores condiciones de seguridad y salud con las precauciones oportunas».

Otro de los puntos importantes es el de la venta de entradas, algo que aún no está definido de como se hará este año. La problemática de reducir el aforo, a 200 personas, y la omisión temporal de los bonos de temporada, están llevando a la delegación de Deportes a estudiar diferentes fórmulas que permitan dar la oportunidad a todos los vecinos de disfrutar de la Piscina Municipal.

Las principales novedades este verano llegan con la siembra del nuevo césped en la zona principal, que ya luce intacto a la espera de los primeros usuarios, y la colocación de una valla de seguridad en el propio perímetro de la Piscina grande. Además se han realizado diferentes mejoras en la piscina infantil de la zona baja de la instalación, donde se le ha colocado césped artificial para beneficiar el disfrute de los más pequeños.