La voz de la Subbética

  • Diario Digital | lunes, 16 de diciembre de 2019
  • Actualizado 11:00

LAS RESERVAS DE AGUA ALMACENADAS ESTÁN GARANTIZADAS PARA LOS PRÓXIMOS TRES AÑOS

El año hidrológico 2018/19 ha sido el sexto más seco de los últimos 25 años en la cuenca del Guadalquivir

Los embalses de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) almacenan 2.815 hectómetros cúbicos, lo que supone un 34,7% de su capacidad total

El año hidrológico 2018/19 ha sido el sexto más seco de los últimos 25 años en la cuenca del Guadalquivir

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Joaquín Páez, ha destacado, en el transcurso del Pleno de la Comisión de Desembalse que, “ante las previsiones de un año hidrológico difícil, trabajaremos con flexibilidad para satisfacer las necesidades, con el máximo rigor para no comprometer el recurso”.

Páez ha iniciado con este mensaje de prudencia y colaboración la primera sesión del Pleno de la Comisión de Desembalse del nuevo año hidrológico, en el que se ha hecho balance de la campaña de riego, que se ha prolongado hasta el pasado 31 de octubre, así como del año hidrológico que acaba de terminar.

En este sentido, ha recordado que el 2018-2019 ha supuesto el sexto año hidrológico más seco de los últimos 25 años registrados. En los últimos doces meses, se ha acumulado un 24% menos de precipitación así como un 68% menos de aportaciones con respecto a la serie histórica que maneja la cuenca. Por su parte, el inicio del año hidrológico 2019-2020 tampoco ha sido mucho mejor, ya que lo hace con un 21% menos de reservas en relación a la misma media.

Ante una amplia representación del sector del regadío de la cuenca del Guadalquivir, el presidente de la CHG, ha lanzado un mensaje de prudencia y responsabilidad para afrontar la próxima campaña. “El cambio climático nos va a exigir un esfuerzo mayor en la gestión y reparto del agua. Pero también somos conscientes de la importancia que tiene para vosotros y lo que representáis: la economía y el empleo de muchas zonas de la cuenca”.

Para ello, ha matizado Páez, “vamos a trabajar codo con codo para administrar un recurso que, si las previsiones no cambian, estará más limitado, por lo que os invitamos a ser prudentes y planificar, al igual que nosotros, con la máxima eficacia, control y transparencia”.

Pese a este escenario, el Comité Permanente de la Comisión de Desembalse ha informado que la campaña de riego 2019, desarrollada de mayo a septiembre, se ha llevado a cabo con total normalidad, atendiéndose plenamente tanto la demanda de las zonas regables, como la de los abastecimientos urbanos.

Para ello, se aprobó un desembalse para el Sistema de Regulación General de 1.260 hectómetros cúbicos hasta el 31 de septiembre, cifra que fue modificada por resolución del Comité Permanente, con fecha 13 de agosto, en 25 hectómetros cúbicos más para atender la demanda de la zona arrocera. Finalmente, durante la campaña 2019 se ha desembalsado un total de total de 1.276 hectómetros cúbicos.

En el resto de las zonas regables adscritas a otros sistemas de explotación, también se han atendido las demandas de acuerdo a las dotaciones aprobadas en la Comisión de Desembalse.

En la actualidad, los embalses de la cuenca del Guadalquivir almacenan 2.815 hectómetros cúbicos, lo que supone un 34,7% de su capacidad total. A pesar del déficit de precipitaciones, las reservas de agua almacenadas garantizan el abastecimiento a la población, con plenas garantías, para los próximos tres años.