La voz de la Subbética

  • Diario Digital | sábado, 14 de diciembre de 2019
  • Actualizado 02:45

IZNÁJAR SE MANTIENE COMO UNA DE LAS 274 LOCALIDADES QUE OSTENTA ESTE GALARDÓN

Iznájar renueva su reconocimiento como ‘Ciudad Amiga de la Infancia’

Esta localidad de la Subbética cuenta desde el año 2013 con un Consejo Municipal de Infancia y Adolescencia compuesto por una veintena de estudiantes de sus centros educativos 

Iznájar renueva su reconocimiento como ‘Ciudad Amiga de la Infancia’

El pasado viernes se celebró en el Salón de actos Fundación Caja Rural del Sur de Sevilla el acto de entrega de las Renovaciones Ciudades Amigas de la Infancia y del Certamen de Buenas Prácticas.

La Presidenta del Consejo de Infancia de Iznájar, Victoria Molina, acompañada de la Concejala de Igualdad y Bienestar Social, María del Carmen Pavón, y del alcalde, Lope Ruiz, fueron los encargados de recibir esta renovación.

UNICEF ha renovado a esta localidad de la Subbética este reconocimiento de ‘Ciudad Amiga de la Infancia’ de UNICEF para el periodo 2018-2022. Los técnicos municipales del consistorio iznajeño llevan inmersos en este proceso de renovación del ‘CAI’ desde finales de 2017, tras ser galardonado en el año 2014 con esta distinción, ya que tiene una vigencia de cuatro años, por lo que los municipios deben presentarse a la renovación cumplido este plazo si quieren mantenerlo.

De esta manera, Iznájar se mantiene como una de las 274 localidades que ostenta este galardón, de los más de 8.000 municipios de España, lo que representa el compromiso del gobierno local con la protección de la infancia y la adolescencia y garantizando su participación activa en la toma de decisiones y desarrollo del municipio.

Iznájar cuenta desde el año 2013 con un Consejo Municipal de Infancia y Adolescencia, compuesto por una veintena de estudiantes de los centros educativos municipales. Este órgano de participación infantil, indispensable para el sello CAI, mantiene reuniones periódicas de trabajo para la puesta en común de iniciativas y demandas que les trasladan los niños y las niñas del municipio de manera directa o mediante buzones de infancia, instalados en los centros escolares. Asimismo, el Consejo celebra de manera anual un Pleno Infantil, donde se traslada las peticiones al alcalde, así como, se hace un balance del cumplimiento de las propuestas.