02:45h. Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

ESTA ACTUACIÓN COMPLEMENTARIA NO TIENE COSTE ECONÓMICO ADICIONAL

El Ayuntamiento de Lucena suplementará con nuevos toldos la instalación iniciada en la calle El Peso

El proyecto de entoldamiento cuenta con la cofinanciación de la Delegación Territorial de Economía, Ciencia, Empleo y Comercio de la Junta de Andalucía con una  subvención de 72.000 euros

Calle Romero de Torres
Calle Romero de Torres

El alcalde de Lucena, Juan Pérez, ha anunciado esta mañana que la empresa que se encarga del entoldamiento de las calles del centro histórico instalará nuevos paños de toldos en la calle de El Peso a fin de ampliar los tramos de sombra conseguidos con la colocación de toldos prevista inicialmente.

Acompañado por el arquitecto municipal y redactor del proyecto, Javier de Vera, el alcalde ha querido comparecer ante los medios de comunicación para dar respuesta “al malestar vecinal” surgido a raíz del inicio de la instalación de los toldos en las calles El Peso y Julio Romero de Torres como parte de un proyecto más amplio consensuado entre el Consistorio y el Centro Comercial Abierto para incentivar comercialmente la zona centro de la ciudad. En este sentido, Juan  Pérez ha ido describiendo cada uno de los aspectos contemplados en el proyecto inicial que ha servido como base para la licitación del proyecto.

Así, ha afirmado que “tanto la altura, como la distancia entre los paños de toldos y entre los toldos y las fachadas o el material elegido responden  a la singularidad de las calles, con edificios de diferentes alturas y con tránsito de vehículos, muy intenso en la calle Julio Romero de Torres, que aconsejan una solución que posiblemente sea diferente por la que optan otros municipios con otro tipo de calles”.

Pérez ha reconocido que “desde el principio se ha tenido en cuenta las razones de seguridad para los vecinos de ambas calles, de ahí que se haya apostado por colocar los toldos en las cornisas, de modo que las estructuras no impidieran el acceso por la fachada a las viviendas de las plantas superiores ante cualquier emergencia ni que los gases de los coches molesten a los propios vecinos”. Además, el alcalde ha asegurado que todos los detalles del proyecto se dieron a conocer previamente en una reunión con las comunidades de vecinos.

No obstante, Pérez ha adelantado que tras las conversaciones mantenidas con la empresa “se ha visto necesario suplementar los huecos mayores entre toldos con nuevos tramos para mejorar la reducción de temperatura a pie de calle”. Esta actuación complementaria, sin coste económico adicional, se realizará a lo largo de esta misma semana para finalizar pidiendo “paciencia” para comprobar “los resultados de la intervención cuando finalice y cuando analicemos su efectividad durante todo el tiempo que permanezcan instalados”, en principio hasta el próximo mes de octubre. 

Por su parte, el arquitecto responsable del proyecto ha defendido su propuesta de entoldamiento como “una actuación que cumple con su objetivo y que aporta estéticamente valores diferentes a las ciudad de Lucena” en clara alusión al diseño en forma triangular de los toldos, si bien ha admitido que “la estética y las controversias que pueden surgir en cualquier proyecto es una realidad con la que convive toda mi profesión”.

En cuanto al material, De Vera ha argumentado que el geotextil microperforado e ignífugo seleccionado es una solución favorable para este tipo de vías y que para instalaciones en otras calles del Centro Comercial Abierto “bien se podría optar por otro tipo de material en función del nivel de peatonalización”.

El proyecto del entoldamiento del centro comercial de Lucena cuenta con la cofinanciación de la Delegación Territorial de Economía, Ciencia, Empleo y Comercio de la Junta de Andalucía con una  subvención de 72.000 euros confirmada el pasado mes de mayo. Tras la publicación de la resolución definitiva, el Ayuntamiento de Lucena abrió un proceso de licitación que se resolvió con la adjudicación a la empresa Toldos San Pablo por 91.640 euros, a los que habrá que sumar 7.350 euros por cada montaje y desmontaje durante los cuatro años del contrato, cifras que mejoraron los presupuestos de licitación de 93.500 euros y 7.5000 euros respectivamente.