La voz de la Subbética

  • Diario Digital | miércoles, 05 de agosto de 2020
  • Actualizado 13:16

EN 15 MESES EL ACTUAL GOBIERNO CONSIGUIÓ EJECUTAR EL 50 POR CIENTO DE LA OBRA

La Junta trabaja en los remates finales previos a la puesta en servicio de la Variante de Lucena

La variante de Lucena, con una inversión de 8,94 millones de euros, evitará el paso del tráfico de medio y largo recorrido por el centro de la ciudad de Lucena.
La Junta trabaja en los remates finales previos a la puesta en servicio de la Variante de Lucena

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio está trabajando en los remates finales previos a la puesta en servicio de la Variante A-331 de Lucena a Rute. Estas acciones van desde labores de desbrozo, cambio de señalética o reparación de pequeñas deficiencias en el hormigonado de las cunetas. Cuando finalicen estos pequeños trabajos, se podrá poner en servicio la Variante.

Tras diez años desde su adjudicación, el actual Gobierno andaluz de PP y Cs se encontró con una infraestructura a medio gas. En tan sólo 15 meses, el actual Gobierno consiguió ejecutar el 50 por ciento de la obra mientras que los anteriores gobiernos tardaron cerca de una década.

La variante de Lucena, con una inversión de 8,94 millones de euros, evitará el paso del tráfico de medio y largo recorrido por el centro de la ciudad de Lucena, aumentando la seguridad y la calidad de vida de sus habitantes, que podrán hacer un uso más local de la travesía.

Esta actuación fue adjudicada en febrero de 2010 y por diferentes motivos fue reprogramada y paralizada en diversas ocasiones, hasta su reactivación definitiva en diciembre de 2017. Si bien, no fue hasta 2019, con el nuevo Gobierno andaluz, cuando el nivel de ejecución avanzó considerablemente, lo que ha permitido que solo queden por finalizar los trabajos antes mencionados para ponerla en servicio.