La voz de la Subbética

  • Diario Digital | miércoles, 30 de septiembre de 2020
  • Actualizado 00:44

LUCENA CUENTA CON UNA AMPLIA RED DE CAMINOS FORMADA POR MÁS DE 800 KILÓMETROS

Lucena reforzará con 12.000 euros la vigilancia de caminos durante la campaña de la aceituna

Juan Pérez firma el convenio de colaboración con el presidente de la Cooperativa Nuestra Señora de Araceli, entidad que asume la prestación del servicio mediante personal de seguridad

Lucena reforzará con 12.000 euros la vigilancia de caminos durante la campaña de la aceituna

El Ayuntamiento de Lucena y la Cooperativa Olivarera Nuestra Señora de Araceli han renovado el convenio de colaboración suscrito entre ambas entidades a fin de reforzar la vigilancia rural en los caminos y fincas rústicas durante la próxima campaña de recogida de la aceituna.

En representación del Consistorio, el alcalde Juan Pérez, y Antonio Cañete en nombre de la sociedad olivarera, han sido los encargados de rubricar este acuerdo que cada año viene impulsando la Concejalía de Agricultura, Caminos y Desarrollo Rural. Este convenio es anual, susceptible de ser prorrogado anualmente, y supone un desembolso económico para el ayuntamiento de 12.000 euros. 

Según recoge este convenio, apoyado en Pleno por unanimidad hace un par de meses, la vigilancia se efectuará con personal de seguridad y vigilancia autorizado o con agentes rurales debidamente uniformados, en coordinación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Su existencia se justifica en la necesidad de reforzar la vigilancia rural durante el periodo de recolección de la aceituna a fin de prevenir y evitar los robos durante dicha campaña, así como los daños que pudieran producirse en caminos y fincas de titularidad municipal.

Lucena cuenta con una amplia red de caminos formada por más de 800 kilómetros de caminos rurales y con un patrimonio agrícola dedicado al cultivo del olivar de unas 28.150 hectáreas, entre ellas las fincas rústicas de titularidad municipal.

Este convenio con la cooperativa lucentina se pone en marcha con la posibilidad de ser prorrogado anualmente, previa autorización plenaria, correspondiendo a la entidad olivarera la presentación entre mayo y junio de una memoria descriptiva de los trabajos realizados durante cada campaña, así como las facturas justificativas.