02:43h. Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

LA INTERVENCIÓN CONSISTE EN LA CONSOLIDACIÓN Y RESTAURACIÓN DE LOS ELEMENTOS CONSTRUCTIVOS

El Ayuntamiento de Luque solicita a Fomento el 1,5% Cultural para la restauración del Castillo

El proyecto presentado contaría con una inversión total de más de 950.000 euros, cantidad que sería sufragada al 75% por el Ministerio de Fomento

El Ayuntamiento de Luque ha formalizado ante el Ministerio de Fomento la solicitud de financiación, con cargo al programa 1,5% Cultural, para la restauración del Castillo. El proyecto presentado contaría con una inversión total de 950.540,76 euros, cantidad que sería sufragada al 75% por el Ministerio de Fomento (712.905,57 euros) y el 25% restante con fondos propios del Consistorio luqueño (237.635,19 euros).

La propuesta de intervención consiste en la consolidación y restauración de los elementos constructivos que forman el último recinto del Castillo. Para ello se pretende la consolidación de los elementos estructurales existentes, la reconstrucción de elementos que configuraban los espacios interiores del Castillo que se han caído así como reponer los lienzos hasta la cota original de los mismos configurando el volumen que debió tener en el S. XVI.

Todo ello tiene por finalidad facilitar el acceso al recinto, cubrir la Torre del Homenaje y el edificio ejecutado en el S.XVII y la Torre del Tajo para hacer todo el recinto visitable al público y exponer la historia de la fortaleza en su interior.

El Castillo de Luque tiene su origen en las postrimerías del Emirato Omeya (S.IX). A finales del siglo IX sería conquistado por el rebelde muladí Omar Ben Hafsun y su aliado Ibn Mastana, los cuales lo fortificaron y lo convirtieron en el centro de sus operaciones.

Durante unas décadas estará siendo conquistado y reconquistado por el emir y por los rebeldes. Volvería a ser importante tras la descomposición del Califato, al ser frontera por dos de las taifas formadas en la zona. Fernando III el Santo lo conquistó en 1240 y lo convirtió en plaza fuerte contra el poder de la media luna, ya que se mantuvo en territorio fronterizo durante más de 100 años. Los restos que hoy se conservan  son principalmente del S. XIII.