• Diario Digital | Jueves, 21 de Marzo de 2019
  • Actualizado 15:49

LOS NIÑOS/AS HAN PROCEDIDO A PLANTAR UNA ARBOLEDA EN LA EDAR DE LA LOCALIDAD

Los alumnos del colegio Camacho Melendo visitan la EDAR de Priego

Con este tipo de acciones educativas, Aguas de Priego y el Ayuntamiento de Priego pretenden formar a las generaciones futuras en el respeto y responsabilidad con la naturaleza

Los alumnos del colegio Camacho Melendo visitan la EDAR de Priego

Los alumnos de 4º de primaria del CEIP Camacho Melendo han realizado una visita escolar a las instalaciones de la EDAR (Estación Depuradora de Aguas Residuales) y han conocido de primera mano el proceso que sigue el agua desde que sale de los desagües de sus casas, una vez que es utilizada, hasta que es tratada para ser devuelta al medio natural en condiciones óptimas.

Los niños han sido recibidos por el responsable de la planta, Adrián de Amo, y el gerente de Aguas de Priego, Juan David Anaya, a los que han acompañado dos miembros de la corporación municipal de Priego de Córdoba, David López, del área de medio ambiente y Antonio Musachs, del área de presidencia, quienes han recordado a los alumnos que ellos son el futuro del municipio y su importancia para cuidar del medio ambiente y de un recurso esencial como es el agua.

Tras la bienvenida ha dado comienzo la visita, en la que responsables y trabajadores de la empresa han ido explicando punto por punto las fases del proceso, haciendo énfasis en las buenas prácticas que deben de aprender e inculcar a sus amigos y familiares, como por ejemplo no arrojar toallitas y otros residuos al inodoro.

Finalmente, con ayuda del Agente de Medio Ambiente de la zona, que también ha estado presente durante la visita, se ha explicado a los alumnos la importancia fundamental que tienen los árboles y plantas para la vida, tras lo que los niños han procedido a plantar una arboleda en la EDAR.

Con este tipo de acciones educativas, Aguas de Priego y el Ayuntamiento de Priego de Córdoba pretenden formar a las generaciones futuras en el respeto y responsabilidad con la naturaleza así como mostrar la cantidad de trabajo, personas e infraestructuras necesarias para poder completar el ciclo integral del agua una vez utilizada.