La voz de la Subbética

  • Diario Digital | martes, 10 de diciembre de 2019
  • Actualizado 11:39

SE PUDO VIVIR UN DUELO DE PRIEGUENSES ENTRE CARLOS MACHADO Y MOISÉS ÁLVAREZ

El Cajasur remonta ante el Arteal (4-1) y ya es líder de la Superdivisión masculina

El conjunto prieguense aventaja en un punto al Leka Enea tras derrotar en casa al vigente subcampeón de Liga y campeón de Copa

El Cajasur remonta ante el Arteal (4-1) y ya es líder de la Superdivisión masculina

Después de varias jornadas de competición, el Cajasur Priego vuelve a un escenario conocido. Es líder de la Superdivisión con una ligera ventaja sobre el resto de adversarios. Concretamente, un punto sobre el Leka Enea, que se ha convertido en la gran amenaza de cara a la presente temporada.

Pero para alcanzar este estatus, el conjunto de la Subbética ha tenido que volver a sudar mucho. Porque el Arteal, vigente subcampeón de Liga y campeón de Copa, le ha puesto muy cara la consecución de los dos puntos que había en juego correspondientes a la quinta jornada y que se había aplazado hasta esta noche. Sin embargo, ayudado por su gen ganador, el Cajasur ha salido victorioso y ya piensa en el siguiente partido ante el Burgos, donde tendrá que volver a defender el título y el liderato en solitario.

Que el Arteal iba a poner difícil el partido estaba claro. Y la prueba de lo sacrificado del mismo se vio en el primer punto. Manhani, el zurdo brasileño, incomodó sobremanera al Kosiba. Fue un encuentro de alternativas. Tantas que se se llegó a un quinto juego que parecía encaminado a la victoria del magiar sobre el suramericano. Entonces, cuando el marcador registraba un 10-8 todo cambió con una secuencia de cuatro puntos seguidos para Manhani que obligaba a la remontada al Cajasur.

Para complicar algo más la empresa, los siguientes encuentros en el orden de partido enfocaban a lo que en otros deportes se podría entender como derbis. Porque había un duelo de lusos entre Carvalho y Mendes, y después el de prieguenses entre Machado y Álvarez.

El Cajasur se llevó la mejor parte de ambos. Carvalho, para empezar, no dio opción alguna a Enio Mendes en su partido. Un 3-0 sin paliativos que devolvía la tranquilidad al representativo de la Subbética antes de que llegara el partido más esperado en el Centro de Tecnificación. Machado y Álvarez midieron fuerzas. Una reedición de un encuentro entre el maestro (e ídolo) y uno de los alumnos aventajados. Ganó Machado por 3-1.
Superado el ecuador de la contienda, el Cajasur depositaba su confianza en Carvalho para tener dos opciones de victoria y asegurarse un punto en el partido. El portugués, muy centrado, no dejó que Manhani se le metiera en el partido. Ganó y dejó el partido encarrilado.

Otra cosa es que el Arteal se lo permitiera. Y Moisés Álvarez, quien estaba ante los suyos, menos. El prieguense complicó al magiar poniendo el partido en 2-1, lo que obligó a Kosiba a tener que forzar de nuevo el quinto juego. El definitivo o no. Pero salió cara para los intereses del Cajasur, ya que Kosiba no dio opciones a Álvarez, a quien dejó estancado en el cuarto punto, para redondear el set, el partido y un liderato que defender.