La voz de la Subbética

  • Diario Digital | martes, 19 de noviembre de 2019
  • Actualizado 13:25

EL ACUERDO ALCANZADO RONDA LOS CINCO MILLONES DE EUROS

El PSOE de Priego lamenta que el Ayuntamiento no tenga intención de remunicipalizar el servicio de aguas

Los socialistas critican que aun no se haya convocado ninguna reunión de la comisión que iba a encargarse de tramitar la salida pactada con el socio privado para volver a la gestión pública del agua

El PSOE de Priego lamenta que el Ayuntamiento no tenga intención de remunicipalizar el servicio de aguas

El PSOE de Priego ha lamentado que "el actual equipo de gobierno del Partido Popular en el Ayuntamiento de Priego no tenga ninguna intención de remunicipalizar el servicio de aguas teniendo en cuenta que ,después de más de tres meses desde el inicio de la legislatura, aun no se ha convocado ninguna reunión de la comisión que iba a encargarse de tramitar y preparar administrativamente la salida pactada entre el Ayuntamiento y el socio privado para que volver a la gestión pública del agua". Para José Manuel Mármol, portavoz del grupo municipal socialista, “esta actitud demuestra que el PP no tiene ningún interés en que el agua vuelva a ser gestionada de forma directa por el Ayuntamiento de Priego”.

Tras meses de intensas negociaciones entre el anterior equipo de gobierno y el socio tecnológico FCC Aqualia se logró llegar a un acuerdo para dar por finalizado el actual modelo de gestión mixta de las aguas, entendiendo las dos partes que el modelo no había funcionado en la localidad y no tenía más recorrido, por lo que de forma rigurosa y responsable se había trabajado en un documento que garantizase la mejor prestación de un servicio público fundamental como es el agua y que fue ratificado por el Consejo de Administración.

Así, en un pleno extraordinario el día 13 de mayo se tomó conocimiento de los acuerdos alcanzados entre el Ayuntamiento de Priego y la concesionaria del servicio FCC Aqualia y se aprobó, por unanimidad, dar luz verde al expediente de inicio para volver a una gestión pública del servicio. El acuerdo alcanzado, el menos lesivo para el Ayuntamiento, rondaba los cinco millones de euros, en los que se recogía los casi tres millones y medios que quedaban por pagar del préstamo que el socio tecnológico dio en 2010 al consistorio más un millón y medio en concepto de cualquier indemnización, compra de acciones o inversiones pendientes de amortizar que tuviese el socio privado.

Los socialistas prieguenses apuntan a que "miembros del Partido Popular de Priego, como su entonces portavoz y ahora concejal de Hacienda, usaron las redes sociales para trasladar información falsa a la ciudadanía sobre los acuerdos, llegando a afirmar sin ningún tipo de pudor, a sabiendas de que no era verdad, que el acuerdo le iba a costar a los vecinos de Priego diez millones de euros, extremo del que se hizo eco algún medio de comunicación, a pesar de su total falsedad".

La comisión aprobada en el pleno, debía tener en tres meses, una vez constituida, toda la documentación necesaria para su aprobación final en el pleno para completar la operación, con el objetivo de finalizar este 2019 con el cambio de moldeo realizado. Sin embargo, se ha ido retrasando desde el nombramiento de los representantes tras la constitución de la nueva corporación, su notificación a los miembros y a día de hoy aún no se ha convocado la primera reunión a sabiendas de que los plazos se acaban.

En este sentido, Mármol afirma que “los concejales socialistas estarán siempre apoyando al equipo de gobierno cuando se trabaje de forma seria y rigurosa, pero el PSOE no va a participar de ningún paripé de María Luisa Ceballos ni de Juan Ramón Valdivia si lo que no quieren es solventar este tema y una gestión directa del servicio”.“Durante seis años Ceballos y su equipo se justificaron sin hacer nada en que no tenían mayoría en el pleno del Ayuntamiento. Ahora tienen una amplia mayoría absoluta reforzada con Ciudadanos para hacer y deshacer lo que estimen oportuno. El tiempo de las excusas y de culpar a los demás se terminó”, concluye Mármol.