La voz de la Subbética

  • Diario Digital | domingo, 15 de diciembre de 2019
  • Actualizado 14:30

EL CONJUNTO PRIEGUENSE ENCADENA SU SEGUNDA VICTORIA CONSECUTIVA

El Hotel Museo Patria Chica ratifica su buen momento con un incontestable triunfo en la pista del Vic (1-4)

El representativo de la Subbética logra un importante triunfo que le asientan en puestos 'europeos' y le alejan de la zona de peligro

El Hotel Museo Patria Chica ratifica su buen momento con un incontestable triunfo en la pista del Vic (1-4)

Dicen que los grandes momentos pueden aparecer cuando menos se lo esperan y el Hotel Museo Patria Chica lo experimentó anoche con una gran victoria sobre el Vic, uno de los aspirantes al título de Liga.

El representativo de la Subbética, que ya el pasado sábado dio síntomas de estar a un alto nivel ante el Reus, desafió a las teorías previas a la contienda ante la escuadra catalana para sumar dos nuevos puntos que le asientan en puestos “europeos”. Pero, sobre todo, le alejan aún más de la zona de peligro.

Paradójicamente, la noche no comenzó bien. Sofía Zhang prefirió no hacer ningún tipo de concesiones en su partido ante Yolanda Enríquez. Los sets parecían calcos y con holgura colocó la palista hispano-china el 1-0 en el marcador. De momento, se cumplía lo que la teoría pronosticaba.

Pero si algo tiene de bonito el deporte es que los pronósticos pueden sufrir revolcones. Y el de este partido, para suerte prieguense, fue sumamente espectacular. Porque Marija Galonja no sólo puso el 1-1. La serbia reprodujo los parámetros del primer punto de la contienda. Se puede decir que el Hotel Museo Patria Chica se encendió.

Y la fiesta continuó de la mano zurda de Melinda Ciurcui. Con la misma autoridad que su compañera, la magiar superó a Charlotte Carey para poner patas arriba el encuentro y, en parte, la Liga. El Vic se veía en casa con un inesperado 1-2.

De ahí que fuera tan importante el doble. Y la pareja Galonja-Ciurcui iba con inercia ganadora, como demostraron en sus puntos anteriores. Feher y Zhang se vieron superadas. Casi sin margen de maniobra para frenar la avalancha procedente del sur, pero con vientos del este de Europa.

Faltaba rematar la faena. Tres puntos para hacer una noche de fiesta del trámite inicial. La primera opción se le presentaba a Galonja ante Zhang y no la desperdició. Porque, como el partido, la hispano-china se adelantó para el Vic, pero luego respondió la balcánica. A lo grande, mayúscula. La racha sigue.