23:24h. Jueves, 18 de Octubre de 2018

El coste de las obras contempla un presupuesto que ronda los 400.000 euros

La Junta reparará los daños provocados por el temporal en la carretera A-339 de Priego de Córdoba

Las obras que comenzarán la próxima semana consistirán en la estabilización del deslizamiento mediante la ejecución de dos pantallas de micropilotes y la reconstrucción de la calzada

La Consejería de Fomento y Vivienda está realizando los trabajos previos para actuar con carácter urgente en la A-339, concretamente en el punto kilométrico 22,5, situado dentro del término municipal de Priego de Córdoba, donde el temporal de fuertes lluvias y viento de las últimas semanas había provocado el deslizamiento del terraplén, afectando a la calzada.

El director general de Infraestructuras de la Junta, Jesús Huertas, ha visitado hoy la zona acompañado por el alcalde de Priego, José Manuel Mármol, a quien ha informado del proyecto que comenzará la semana que viene “una vez que los técnicos han estudiado los daños y determinado las labores necesarias para restituir a la normalidad la carretera”, ha indicado Huertas.

En concreto, las labores consisten en la estabilización del deslizamiento mediante la ejecución de dos pantallas de micropilotes y la reconstrucción de la calzada. El coste de las obras ronda los 400.000 euros. Huertas ha explicado que ésta es una de las actuaciones previstas en la provincia, donde también se ejecutarán obras de emergencia en otros dos puntos del mapa de carreteras que han sido afectados por el temporal.

El director general ha recordado que en toda Andalucía “se han contabilizado unas 48 carreteras afectadas, lo que supone una cifra global de evaluación que alcanza los 16 millones de euros”. En la provincia de Córdoba se han provocado daños en las carreteras A-339, A-3150 y A3125, cuya reparación ronda el millón de euros.

Así, en la A-3150, de Palma del Río a la Campana, en el kilómetro 9,5 se ha registrado un deslizamiento, por lo que se ha previsto la ejecución de un nuevo trazado de la carretera que la separe del cauce que ha originado los deslizamientos, así como la construcción de dos nuevas obras de drenaje transversal. El coste de esta obra, que también comenzará la próxima semana, es de casi 500.000 euros.

Por otro lado, en la A-3125, de Baena a Cañete de las Torres, en el kilómetro 17,5 se ha inundado la carretera, provocando daños en el entorno de dicho punto. Una vez evaluados los daños, se ha previsto la elevación de la rasante de la carretera y la ejecución de dos obras de drenaje transversal. El coste asciende a 300.000 euros.