La voz de la Subbética

  • Diario Digital | jueves, 17 de octubre de 2019
  • Actualizado 18:37

EL LUQUEÑO NONO FUE UNO DE LOS JUGADORES DESTACADOS DEL PARTIDO CON SUS PARADAS BAJO PALOS

El Córdoba CF Futsal asalta Sevilla y mantiene vivo el sueño de ascender a Primera División

El conjunto blanquiverde se impuso por tres goles a dos al Real Betis Futsal y fuerza el tercer partido en la primera eliminatoria de play-off de ascenso

El Córdoba CF Futsal asalta Sevilla y mantiene vivo el sueño de ascender a Primera División

Se acaban los calificativos para este Córdoba CF Futsal. Los blanquiverdes, con el mono de trabajo por bandera, se impusieron a domicilio por un ajustado 2-3 al Real Betis Futsal, aspecto que fuerza el tercer encuentro de la serie. La cita, también en tierras sevillanas, el domingo a las 12:30 horas. Subidón de moral tras un triunfo que se fraguó en una extraordinaria primera mitad. El 0-2 con el que los protagonistas marcharon a vestuarios, losa imposible de levantar para un cuadro local que, pese a reaccionar en el tramo final, acabó sucumbiendo.

Con un San Pablo que presentó una excepcional entrada, y con un público animando de lo lindo a los suyos, el Córdoba CF Futsal cuajó un sublime primer acto. Los de Maca se dejaron la piel y algo más sobre el parqué. Alentado en todo momento por más de 300 fieles blanquiverdes en la grada, la concentración, garra y efectividad en ataque fueron las señas de identidad de un conjunto que sorprendió al Real Betis Futsal en el inicio. Manu Leal, Cordero y Lolo Jarque ya avisaron a Cidao de lo que sucedería poco después, concretamente en el 12’ de juego. Borja Blanco, tras una intervención de Cidao a disparo de César, introdujo el cuero en su propia meta. El 0-1, una linda realidad en San Pablo.

A raíz del tanto, los heliopolitanos buscaron la portería de un espectacular Nono. Ivi, su jugador más incisivo, estrelló dos disparo en la madera. Mucho más tino tuvo Cordero. El lucentino, en el 18’ de partido, hizo el segundo tanto de su equipo al culminar una extraordinaria cabalgada por el costado diestro. Delirio en el sector de unos aficionados cordobesistas que sufrieron de lo lindo un minuto después cuando la pareja de colegiados manchegos decretó la sexta falta califal. Por suerte, un enorme Nono detuvo el disparo desde los diez metros de Borja Blanco. El 0-2, marcador al ecuador de partido.

Tras la reanudación, sufrimiento. Los verdiblancos apretaron mucho sobre el parqué, si bien la excepcional actitud de los de Maca, así como las paradas de Nono evitaron males mayores. Pero todo se complicó con la roja directa que vio Cordero en el 29’. El lucentino tomó rumbo de vestuarios tras una acción con Burrito. Los cordobesistas, en otro ejemplo de casta, aguantaron en inferioridad las embestidas de un Real Betis Futsal que no fue capaz de perforar la meta califal con un jugador más. Tampoco aprovechó tal circunstancia el Córdoba CF Futsal tras la expulsión de Eric en el 33’.

El tanto de Víctor Arévalo a escasos dos minutos para la finalización fue contrarrestado por Manu Leal en el 39’. La victoria era cuestión de tiempo, aunque Ivi puso emoción a falta de dos segundos para la conclusión. Ya nada importó. El segundo punto cayó de lado blanquiverde.

Córdoba CF Futsal 2-3 Real Betis Futsal

Córdoba CF Futsal: Nono, Pakito, Jesús Rodríguez, Koseky y Manu Leal (cinco inicial).También jugaron Juanra, Catiti, Lolo Jarque, David Leal, Manu Leal, Keko, Cordero y César. 

Real Betis Futsal: Cidao, Borja Blanco, Rubén Cornejo, Keko y Víctor Arévalo (cinco inicial).También jugaron Burrito, Tobe, Eric, Víctor López, Ivi y Borja González. 

Árbitros: Carrión Álvarez y Romero Candela (C. Castellano-Manchego). Mostró cartulina amarilla al bético Víctor Arévalo, así como a los blanquiverdes Nono y Cristian. Expulsaron, con roja directa, a Cordero (28’) y Eric (33’).

Goles: 0-1 Borja Blanco, en propia puerta (12’)  0-2 Cordero (18’)  1-2 Víctor Arévalo (38’)  1-3 Manu Leal (39’)  2-3 Ivi (39’)

Incidencias: Segundo encuentro de semifinales del play-off de ascenso a 1ª División disputado en el Palacio de los Deportes San Pablo ante 5.500 espectadores, 300 de ellos seguidores blanquiverdes.