La voz de la Subbética

  • Diario Digital | viernes, 18 de octubre de 2019
  • Actualizado 11:57

SE LES ACUSA DE PRESUNTOS DELITOS RELACIONADOS CON LA TRATA DE SERES HUMANOS

Detenidos 14 acusados de explotar a trabajadores extranjeros en el campo

Las víctimas han denunciado el engaño en las condiciones laborales ofrecidas, ya que debían trabajar en jornadas de 14 horas, sin descanso, pernoctando en situaciones de hacinamiento e insalubridad

Detenidos 14 acusados de explotar a trabajadores extranjeros en el campo

La Policía Nacional ha desarticulado una presunta organización criminal dedicada a la explotación laboral de ciudadanos extranjeros, en el marco de una operación que ha dejado 14 detenidos en la localidad cordobesa de Palma del Río por presuntos delitos relacionados con la trata de seres humanos con fines de explotación laboral.

Según ha informado la Policía en una nota, entre las víctimas de explotación hay dos mujeres que, presuntamente, fueron obligadas a mantener relaciones sexuales con los jefes de las empresas para la que trabajaban ante la amenaza de despedirlas a ellas y a sus familiares.

Los agentes iniciaron las investigaciones a raíz de las denuncias de varios ciudadanos rumanos que afirmaban haber sido engañados por un ciudadano búlgaro afincado en España, quien les ofrecía unas condiciones de trabajo en labores de agricultura que no resultaban ser reales.

Las víctimas han denunciado el engaño en las condiciones laborales ofrecidas, ya que debían trabajar en jornadas de 14 horas, sin descanso, pernoctando en situaciones de hacinamiento e insalubridad y cobrando unos 180 euros mensuales, según relata la Policía.

Falsas ofertas de trabajo en Internet

La investigación comenzó el pasado mes de noviembre tras varias denuncias interpuestas por ciudadanos rumanos que reflejaban ser víctimas de unas falsas ofertas de trabajo por Internet.

En concreto, una de las víctimas relató que había venido a España junto a su familia para trabajar en el sector agrícola atraída por una oferta laboral realizada por un ciudadano búlgaro afincado en España. En la oferta de trabajo se describían condiciones tan atractivas para que se trasladara junto a sus familiares a este país.

Finalmente, una vez en España, las condiciones pactadas no se cumplieron tanto en lo referente a los sueldos --hasta el punto de que les llegaron a deber 5.000 euros tanto a él como a su familia--, como respecto a los horarios de trabajo, pues las jornadas llegaban a las doce o 14 horas diarias, siendo además alojados en condiciones de "hacinamiento e insalubridad".

Asimismo, además del supuesto engaño en las condiciones laborales esta víctima, denunció que eran frecuentes los insultos mientras trabajaban y que dicho ciudadano búlgaro usaba violencia física hacia las cuadrillas de trabajadores que de él dependían.

Este detenido también ha sido acusado de obligar a dos mujeres a tener relaciones sexuales con los responsables de la empresa para la que trabajan, prometiéndoles que mejorarían sus condiciones laborales, y amenazándolas con despedir a toda su familia si no cumplían, y además fueron ofrecidas para mantener relaciones sexuales a los dueños de los campos donde estaban trabajando en labores agrícolas.

Tras las investigaciones, se averiguó que el referido ciudadano búlgaro trabajaría para una pareja de hermanos, empresarios de origen ucraniano afincados en Palma del Río, y que sería el encargado de localizar, captar y reclutar a los trabajadores.

Tras las declaraciones de las víctimas, los investigadores identificaron a los denunciados y se pudo constatar que uno de los empresarios ucranianos mantenía "numerosas conversaciones" con empresarios del sector agrícola, así como con responsables de cuadrillas de trabajadores que estaban a sus órdenes.