La voz de la Subbética

  • Diario Digital | martes, 07 de julio de 2020
  • Actualizado 14:25

SE ALCANZARÁ UNA POTENCIA DE CÁLCULO SIMILAR A LA DE UN SUPERCOMPUTADOR

La Diputación participa en el proyecto Covid-Phym del CSIC que busca fármacos contra el coronavirus

Se trata de una iniciativa de ciencia ciudadana promovida por el CSIC y la Fundación Ibercivis a través del proyecto Covid-Phym.
La Diputación participa en el proyecto Covid-Phym del CSIC que busca fármacos contra el coronavirus

La Diputación de Córdoba, junto a las de Sevilla y Cádiz, ha puesto a disposición del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) las capacidades de computación de sus Centros de Proceso de Datos (CPDs) para acelerar la búsqueda de un fármaco que actúe contra el SARS-CoV-2. El presidente de la Empresa Provincial de Informática (EPRINSA) de la Diputación de Córdoba, Víctor Montoro, ha explicado que se trata de una iniciativa de ciencia ciudadana promovida por el CSIC y la Fundación Ibercivis a través del proyecto Covid-Phym.

Montoro ha explicado que un ordenador convencional tardaría varios años en ejecutar los cálculos necesarios para llevar a cabo la investigación. Por eso, el proyecto contará con el apoyo de los miles de ordenadores  que forman parte de la plataforma de computación distribuida de Ibercivis (‘Ibercivis BOINC’).

Al activarse BOINC, cada equipo conectado a la plataforma recibe una colección de datos y las instrucciones para analizarlos. Los resultados obtenidos se devolverán al proyecto para ser estudiados por el equipo investigador. De esta forma, sumando la capacidad de proceso de los dispositivos conectados a la plataforma,  se alcanzará una potencia de cálculo similar a la de un supercomputador y se podrán desarrollar todas las actividades del proyecto

El programa BOINC fue creado en 2002 para ayudar al proyecto SETI a analizar un enorme volumen de señales de radio provenientes del espacio y encontrar en ellas indicios de vida extraterrestre. Desde entonces ha sido utilizado en áreas tan diversas como la física, las matemáticas, la climatología o la astrofísica.

Eprinsa colabora con la creación,  en su nube privada,  de un conjunto de hasta 80 servidores (virtualizados) dedicados en exclusiva al cálculo y análisis de datos. El presidente de Eprinsa ha aclarado que el proyecto no causará merma alguna en la capacidad de proceso del sistema informático provincial, ya que la plataforma BOINC, desarrollada por la Universidad de Berkeley (USA) aprovecha los sistemas en reposo o baja actividad -por la noche o fines de semana- para realizar sus cálculos.

Montoro también ha comunicado que fomentará la adhesión de sus trabajadores y trabajadoras al proyecto, remitiendo a través de sus sistemas de comunicación internos (intranet) y externos (extranet) información al respecto y dónde recomendará la adhesión de forma personal al proyecto. “En este proyecto cualquier persona puede ayudar. Basta con instalar el producto y dejar que  su ordenador realice operaciones de cálculo durante la noche, mientras está en pausa,  durante el horario que considere conveniente”, ha señalado.