La voz de la Subbética

  • Diario Digital | miércoles, 12 de agosto de 2020
  • Actualizado 00:29

INVESTIGADOS Y DILIGENCIAS INSTRUIDAS HAN SIDO PUESTOS A DISPOSICIÓN DE LA AUTORIDAD JUDICIAL

La Guardia Civil investiga a dos personas como supuestas autoras de un delito contra la fauna

Se ha localizado en el interior de dos vehículos carne de tres reses cervunas desvisceradas y despiezadas, así como un rifle de caza mayor entre otros efectos

La Guardia Civil investiga a dos personas como supuestas autoras de un delito contra la fauna

La Guardia Civil  ha investigado en Villanueva del Duque a dos personas de 36 y 34 años de edad, vecinos uno de ellos de la localidad y el otro de Córdoba, como supuestos autores de un delito contra la flora y fauna por dedicarse al deporte de la caza sin autorización para ello.

La Guardia Civil tuvo conocimiento a través de una llamada telefónica recibida en la Central Operativa de Servicios de la Comandancia (062), que en una finca del término municipal de Villanueva del Duque, pudiera estar produciéndose un “episodio de furtivismo”. 

Ante ello, inmediatamente una patrulla de la Guardia Civil de Villanueva del Duque, se trasladó al lugar indicado, logrando sorprender a un vecino de la localidad cuando trasladaba en un vehículo carne de tres reses cervunas desvisceradas y despiezadas, con signos de haber sido abatidas recientemente.

En la inspección practicada en las inmediaciones de la finca, la Guardia Civil localizó junto a otro vehículo a otra persona, que también había participado en la cacería. 

Las gestiones practicadas con la titularidad de la finca, así como con la Delegación de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, permitieron comprobar que los cazadores carecían de permiso para dedicarse al ejercicio de la caza, por lo que se procedió a la instrucción de las pertinentes diligencias de investigación a los dos cazadores, como supuestos autores de un delito contra la flora y fauna por dedicarse al deporte de la caza sin autorización para ello.

En el registro practicado en uno de los vehículos, la Guardia Civil localizó unos 140 kilogramos de carne de ciervo y en el otro vehículo un rifle de caza mayor dotado de visor, una caja de cartuchos, calibre 243, un pasamontañas de camuflaje y dos gorras de caza, una mochila/petate para porte de carne, una mochila mimetizada para porte de utensilios de caza, una sierra plegable de despiece, un hacha, dos armas blancas, así como varias cuernas y tendones de ciervo, siendo todo ello intervenido.