La voz de la Subbética

  • Diario Digital | viernes, 05 de junio de 2020
  • Actualizado 21:24

El Instituto Provincial de Bienestar Social impulsa un servicio de atención psicológica telefónica

Se trata de 11 teléfonos que se corresponden con cada una de las Zonas Básicas de Servicios Sociales de la provincia

El Instituto Provincial de Bienestar Social impulsa un servicio de atención psicológica telefónica

El presidente del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS), Francisco Ángel Sánchez, ha informado hoy de la puesta en marcha de un servicio de atención psicológica telefónica con el objetivo de dar apoyo a la población durante la situación excepcional provocada por el COVID-19.

Sánchez ha explicado que “son 11 los teléfonos puestos a disposición de la ciudadanía, correspondiéndose éstos con las 11 Zonas Básicas de Servicios Sociales de nuestra provincia”.

“Con este servicio pretendemos dar apoyo a las personas a las que la situación actual les esté generando estados de ansiedad, miedo y preocupación y que no cuenten con las herramientas necesarias para superarla”, ha añadido Sánchez.

Según el presidente del IPBS, “los momentos que estamos viviendo con la obligatoriedad de quedarnos en casa, conllevan cambios importantes en nuestras vidas, que pueden dar lugar a situaciones complicadas de las que se deriven conflictos familiares o preocupaciones sociales y personales”.

Por este motivo, “desde el Instituto Provincial de Bienestar Social vamos a poner en marcha esta iniciativa, gracias a la cual psicólogos y psicólogas de los servicios sociales comunitarios ayudarán a sobrellevar estas posibles casuísticas a quien lo necesite”, ha remarcado Sánchez.

El presidente del IPBS ha hecho hincapié en que “este servicio estará a disposición, además , para las auxiliares de ayuda a domicilio que necesitan de un apoyo extra en estos momentos o para las familias con personas con diversidad funcional a su cargo que precisen orientaciones para sobrellevar esta situación”

Por otro lado, Sánchez ha insistido en que “este servicio se une a otras medidas impulsadas por el Instituto, tales como la campaña de recomendaciones y pautas para combatir estados de ansiedad o preocupación frente al COVID-19, entre las que destacan el evitar la sobreinformación o reconocer los sentimientos personales de cada individuo”.