La voz de la Subbética

  • Diario Digital | jueves, 09 de julio de 2020
  • Actualizado 00:23

El IPBS abona más de 3,4 millones a los ayuntamientos de la provincia

Corresponden al Servicio de Ayuda a Domicilio de junio y a los programas de Ayuda a la Inclusión Social y de Empleo Social

El IPBS abona más de 3,4 millones a los ayuntamientos de la provincia

El Instituto Provincial de Bienestar Social ha abonado más de 3,4 millones de euros a los ayuntamientos de la provincia de Córdoba, “cumpliendo de esta forma con nuestro compromiso con las políticas sociales, con el empleo, con los municipios y, sobre todo, con la ciudadanía y con las personas más vulnerables frente a la covid-19 como son los dependientes”, según ha destacado el presidente de este organismo de la Diputación, Francisco Ángel Sánchez.

Sánchez ha querido recordar que “desde hace algunos meses venimos trabajando, de la mano de la Junta de Andalucía y de otras delegaciones de la institución provincial, como Intervención, Hacienda y Tesorería, para agilizar tanto el procedimiento como el pago de las mensualidades atrasadas por la prestación del Servicio de Ayuda a Domicilio".

Fruto de esa labor “hemos conseguido estar no sólo al día de los pagos sino que por tercer mes consecutivo hemos abonado las cantidades del servicio antes de que finalice el mes, en concreto el pasado 26 de junio, por lo que “en estos tiempos tan difíciles que estamos viviendo el IPBS vuelve a contribuir a la liquidez económica de los ayuntamientos y a la viabilidad de las empresas que lo prestan".

El presidente del IPBS ha detallado que “además de los 2,8 millones de euros del Servicio de Ayuda a Domicilio, en estos últimos días hemos transferido a los ayuntamientos de la provincia más de 650.000 euros, relacionados con los programas de Ayuda a la Inclusión Social y de Empleo Social”.

Sánchez ha querido destacar que ambos se han convertido en “herramientas fundamentales de colaboración con nuestros ayuntamientos menores de 20.000 habitantes para la inclusión social y laboral de personas con dificultades para acceder a un puesto de trabajo y a otros procesos normalizados de integración”.

 “Desde el inicio de la pandemia teníamos muy claro que debíamos adaptar los servicios sociales a la situación excepcional que estábamos viviendo y, para ello, era necesario no sólo impulsar nuevas medidas e iniciativas con las que combatir las consecuencias generadas por el coronavirus, sino también reforzar los programas estructurales con los que venimos trabajando desde hace tiempo, como es el caso de estos dos programas”, ha indicado Sánchez.