• Diario Digital | Lunes, 21 de Enero de 2019
  • Actualizado 18:03

CONTARÁ CON 67 CONSULTAS PEDIÁTRICAS Y GINECOLÓGICAS Y UNA SALA DE FISIOTERAPIA

La Junta licita la obra del nuevo Edificio de Consultas Externas Materno Infantil del Hospital Reina Sofía

Las empresas interesadas tienen de plazo hasta el próximo 6 de febrero para presentar las ofertas de ejecución de la obra

La Junta licita la obra del nuevo Edificio de Consultas Externas Materno Infantil del Hospital Reina Sofía

La Junta de Andalucía ha licitado las obras de construcción del nuevo Edificio de Consultas Externas Materno Infantil del Hospital Universitario Reina Sofía, tal como se publica hoy en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE). Esta Obra supondrá una inversión aproximada de ocho millones de euros (sin IVA) tiene un plazo máximo de ejecución de 27 meses. Las empresas interesadas tienen de plazo hasta el próximo 6 de febrero para presentar sus ofertas. 

Esta infraestructura permitirá prestar la atención ambulatoria infantil y ginecológica en un nuevo edificio, separado de otros circuitos asistenciales y en espacios mucho más confortables que los actuales. Se trata de un proyecto clave para la provincia y especialmente relevante para la población maternal, infantil y para sus familias.

Asimismo, contar con un nuevo espacio permitirá mejorar la calidad asistencial, facilitará la ordenación y separación circuitos y mejorará la accesibilidad para el usuario, que recibirá asistencia en instalaciones confortables y dotadas con la más moderna tecnología. 

El nuevo edificio, contará con una superficie total de 10.572 metros cuadrados, de los 4.686 estarán construidos y 6.755 se quedarán en bruto y tendrá siete niveles (nivel -2, nivel -1, planta baja, primera, segunda, tercera y cuarta). Cuando esté finalizado y equipado se ocupará la planta baja y la primera, mientras que las plantas segunda y tercera se reservarán para futuras ampliaciones vinculadas siempre a la atención maternal y pediátrica, por lo que esta planificación permitirá crecer e ir adaptando el edificio para dar respuesta a las necesitadas que se vayan produciendo en los próximos años (en estas áreas se ejecutará estructura, cerramiento, ventanas y cubiertas quedando en bruto el interior).

Esquemáticamente quedaría así: nivel -2 (galería de instalaciones),  nivel -1 (cafetería en bruto), planta baja (consultas), primera planta (consultas), plantas segunda y tercera (en bruto) y cuarta planta (instalaciones y cubierta). 

Contará con 67 consultas pediátricas y ginecológicas y una sala de fisioterapia de unos 80 metros cuadrados. De este modo, ofrecerá 15 consultas más que en la actualidad y, además, se permitirá dar un salto de calidad y confort, ya que todas las consultas aumentarán de tamaño considerablemente y tendrán iluminación y ventilación natural, algo que en las actuales instalaciones no es posible.
 
Tendrá una imagen, tanto exterior como distribución interior, soluciones constructivas y materiales, similares a la del actual edificio de consultas externas. De este modo, el nuevo replicará el diseño volumétrico y de materiales del actual para que no se visualice como un añadido, sino como una parte de conjunto. El edificio discurrirá paralelo a la calle San Alberto Magno y se situará entre ésta y la calle interior cubierta del hospital, frente al actual oficio del Hospital Materno Infantil. Los estudios arqueológicos y geotécnicos previos ya están realizados. 

El actual Hospital Materno Infantil cuenta con 52 consultas repartidas en diferentes niveles. Una que vez que entre en funcionamiento el nuevo edificio de consultas, la superficie que ahora ocupan estas consultas en el edificio actual (2.690 metros cuadrados) se liberará para otros usos asistenciales aún por definir.

El diseño de la obra será especialmente cuidadoso en el escrupuloso respeto de los derechos del niño consagrados en el Decreto 246/2005, de 8 de noviembre, por el que se regula el ejercicio del derecho de las personas menores de edad a recibir atención sanitaria en condiciones adaptadas a las necesidades propias de su edad y desarrollo. A tal efecto se contemplan circuitos y dependencias para menores de edad completamente separados de los del paciente adulto. 

Esta actuación es una disgregación del proyecto del Plan de Modernización Integral (PMI). Desde la puesta en marcha de este plan se han invertido más de 62 millones euros y ha permitido importantes reformas en el Hospital Reina Sofía, entre ellas destacan la reforma, ampliación e integración de los laboratorios, ampliación de UCI y de Hemodinámica, una nueva lavandería, reforma y ampliación de Anatomía Patológica y del área experimental, una nueva zona de ecografía, reforma y ampliación de urgencias de adultos y una nueva Farmacia, entre otras actuaciones.