La voz de la Subbética

  • Diario Digital | martes, 19 de noviembre de 2019
  • Actualizado 15:59

EL PASADO AÑO SE PRODUJERON EN LA PROVINCIA DE CÓRDOBA 63 CONATOS Y 23 INCENDIOS

La Junta tiene activo el Plan Infoca para defender las 455.000 hectáreas de terreno forestal en la provincia

El Plan Infoca en Córdoba cuenta con cuatro centros operativos: el COP de Los Villares y los centros de defensa forestal de Adamuz, Villaviciosa de Córdoba y Carcabuey.

La Junta tiene activo el Plan Infoca para defender las 455.000 hectáreas de terreno forestal en la provincia

La delegada del Gobierno, Esther Ruiz y el delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Francisco de Paula Algar, han presentado los medios con los que cuenta el Plan Infoca en la provincia de Córdoba. Como ha indicado la delegada “todo el operativo está preparado y a punto por si fuese necesario activar el dispositivo con medios humanos y materiales para evitar o minimizar al máximo las consecuencias de un incidente relacionado con el fuego en nuestros montes públicos”. La provincia de Córdoba cuenta con 455.000 hectáreas de terreno forestal. De ellas, 71.228 son públicas y el resto privadas

Ruiz ha informado que “desde el 1 de junio, nos encontramos en periodo de máximo riesgo de incendio forestal en la provincia de Córdoba, que se extenderá hasta el 15 de octubre”. La delegada ha señalado que el presupuesto del Plan Infoca para Córdoba asciende a 17,4 millones, 8,8 para extinción y otros 8,5 para prevención y se ha referido al dispositivo “como bien dimensionado y totalmente profesionalizado con los medios de extinción que realmente necesita Córdoba”.

Alrededor de 450 profesionales de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio componen el dispositivo provincial este verano. El Plan Infoca en Córdoba cuenta con cuatro centros operativos: el COP de Los Villares y los centros de defensa forestal de Adamuz, Villaviciosa de Córdoba y Carcabuey.

En cuanto a los medios materiales para la extinción, el dispositivo dispone de una  Unidad móvil de Meteorología y Transmisiones (UMMT), 8 vehículos pesados (7 autobombas y 1 nodriza), dos aviones de carga en tierra (en el aeropuerto) y 4 helicópteros de transporte y extinción posicionados en Los Villares, El Cabril, Adamuz y Villaviciosa de Córdoba. “Esta campaña, una vez más, contaremos con la colaboración de la Guardia Civil, Seprona, Unidad Adscrita de Policía autonómica y Policía Local de los distintos municipios de Córdoba”, ha señalado la delegada del Gobierno.

Durante este periodo, está  prohibida la realización de barbacoas, quemas agrícolas y el paso de vehículos a motor por espacios forestales y zonas de influencia forestal. Desde que se pusieran en marcha estas restricciones se ha reducido de forma considerable el número de siniestros derivados de estas prácticas.

La delegada ha resaltado que “la implicación ciudadana es fundamental para evitar los incendios y alertar de una posible emergencia llamando al teléfono 1-1-2. Este esfuerzo de vigilancia, unido a los medios humanos y técnicos del Plan INFOCA, nos permite actuar de forma rápida”.

Ruiz ha agradecido la labor del director del COP, Eduardo Nicolás y por extensión a todos los trabajadores y trabajadoras del dispositivo Infoca y agentes de medio ambiente en la provincia de Córdoba “que son los guardianes y los protectores de nuestro medio natural, siempre dispuestos y preparados para actuar en caso que fuese necesario por un conato de  incendio o por un siniestro forestal en época estival, la de mayor riesgo”.

Asimismo ha reconocido el papel de otras administraciones como el Ayuntamiento o la Subdelegación del Gobierno que colaboran en la fase de extinción del Infoca así como a las agrupaciones de voluntarios.

Por su parte el delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Francisco de Paula Algar, ha hecho un balance de los trabajos preventivos que ejecuta el personal del dispositivo en los meses de bajo y medio riesgo y que son de suma importancia para evitar la propagación de los incendios durante el verano.

Como ha indicado el delegado, “este año se ha intervenido en 1.757 hectáreas de cortafuegos mecanizados y 1.618 manuales”. Por otro lado, el uso del pastoreo controlado de ganado con fines preventivos (Plan RAPCA) ha supuesto la actuación en aproximadamente 150 hectáreas de cortafuegos con 8.865 cabezas de ganado. En terreno privado, se ha actuado mediante 1.977 planes de prevención de incendios forestales, que han afectado a 277.659 hectáreas.

Para colaborar en la prevención y la lucha contra los incendios forestales, los Ayuntamientos cuyo término municipal esté incluido total o parcialmente en Zona de Peligro cuentan con Planes Locales de Emergencias e Incendios Forestales – PLEIF- que tienen como objetivos establecer la organización, procedimiento de actuación y movilización de los recursos (propios o asignados) para luchar contra los incendios y hacer frente a las emergencias derivadas. Su ámbito territorial es el de la entidad local correspondiente, que redactará el plan con la supervisión de la Junta de Andalucía. Córdoba cuenta con 13 planes vigentes, 34 en revisión y 5 en redacción.

La provincia dispone de  25 Grupos Locales de Pronto Auxilio  y 394 voluntarios y voluntarias. Asimismo hay 18 Agrupaciones de Defensa Forestal, que operan sobre más de 180.000 hectáreas.

Los Planes de Autoprotección (PA) tienen como objetivo el establecimiento de las medidas y actuaciones necesarias para la lucha contra los incendios forestales y la atención de las emergencias derivadas de los mismos que deban realizar las instalaciones o actividades ubicadas en Zonas de Peligro. Deben ser redactados por sus titulares, y aprobados por el Ayuntamiento donde se ubiquen. Córdoba cuenta con 184  planes.

Respecto al balance de siniestros el pasado año, Francisco de Paula Algar ha señalado que se produjeron en la provincia de Córdoba 63 conatos y 23 incendios. El número de hectáreas forestales afectadas fue 118, 28. El 46% afectó a matorral, el 44%, pasto y el 10% restante, arbolado. El 43% de los incendios fueron provocados por la negligencia humana, el 29%  intencionados, el 14% de origen desconocido y el 12% accidental.