• Diario Digital | Jueves, 21 de Marzo de 2019
  • Actualizado 15:48

LOS AGENTES HAN RECORRIDO DURANTE 2018 UN TOTAL DE 34.661 KILÓMETROS EN ESTA PROVINCIA

La Policía andaluza ha denunciado a 129 personas en Córdoba por infracciones medioambientales

Los agentes de la Unidad Adscrita han esclarecido los seis incendios forestales que han investigado durante el año en esta provincia

La Policía andaluza ha denunciado a 129 personas en Córdoba por infracciones medioambientales

El equipo especializado en medio ambiente de la Unidad de Policía Adscrita a la comunidad autónoma ha denunciado a 129 personas en la provincia de Córdoba por presuntas infracciones de las normas sobre protección y conservación del medio ambiente durante 2018, tras haber realizado un total de 1.382 inspecciones.

El balance de actuaciones de la Policía andaluza, dependiente de la Consejería de Justicia e Interior, refleja que, además, han sido investigadas en esta provincia siete personas por la comisión de presuntos delitos medioambientales. 

Los agentes de la Unidad Adscrita han esclarecido los seis incendios forestales que han investigado durante el año en esta provincia y, además, este equipo especializado ha formado parte en 22 casos de los equipos de seguridad y emergencia organizados para combatir un incendio.    

El trabajo que realiza el equipo de medio ambiente de la Unidad de Policía Adscrita se enmarca dentro de la política de coordinación y colaboración con la Consejería de Medio Ambiente y con el dispositivo del Plan Infoca para la prevención y extinción de incendios, así como con otros cuerpos y fuerzas de seguridad y de emergencia como la Guardia Civil, Policía Nacional y policías locales, bomberos y Protección Civil.     

Además, la Policía andaluza ha levantado acta de 38 denuncias en talleres de vehículos, chatarrerías y desguaces por la comisión de presuntas infracciones. En este caso, los agentes se ocupan en sus inspecciones de comprobar la vigencia de los permisos y licencias para el ejercicio de la actividad en estos establecimientos, así como de verificar si hay un adecuado tratamiento de los residuos tóxicos que se generan, como aceites y otros líquidos que pueden suponer un riesgo para el medio ambiente y la seguridad de las personas.

El equipo de medio ambiente de la Policía adscrita lleva a cabo otras tareas para la conservación del patrimonio natural, como son la preservación de la flora y la fauna protegida, la vigilancia de un correcto aprovechamiento de los recursos forestales y la persecución de los vertidos u otro tipo de episodios contaminantes.

Para llevar a cabo todas estas labores de seguridad, investigación, prevención y protección del medio ambiente, los agentes han recorrido durante 2018 un total de 34.661 kilómetros en esta provincia, han identificado a 267 personas y controlado 105 vehículos.