La voz de la Subbética

  • Diario Digital | lunes, 09 de diciembre de 2019
  • Actualizado 19:58

EL DETENIDO FUE INTERCEPTADO EN LA AVENIDA DE GRANADA TRAS UNA PERSECUCIÓN POR EL SECTOR SUR

La Policía Local detiene a un hombre que condujo de forma temeraria junto a la Media Maratón de Córdoba

El conductor presentaba síntomas de encontrarse bajo los efectos del alcohol y conducía "a gran velocidad y derrapando" junto al recorrido de la prueba deportiva

La Policía Local detiene a un hombre que condujo de forma temeraria junto a la Media Maratón de Córdoba

La Policía Local de Córdoba ha detenido este domingo a un hombre de 28 años por "conducir temerariamente, a gran velocidad y derrapando" junto al recorrido de la XXXIII Media Maratón, que se desarrollaba en el momento de los hechos con la participación de miles de corredores y con la asistencia de numeroso público.

El informe policial determina que la detención se produjo en la Avenida de Granada, por una patrulla que se encontraba regulando el tráfico en Plaza de Andalucía con motivo de la citada prueba deportiva, tras ser los agentes requeridos por varios conductores y peatones que alertaron de la existencia de un vehículo que circulaba a gran velocidad y derrapando, pudiéndolo comprobar los policías, ya que el detenido pasó cerca de donde se encontraban los agentes.

Se inició entonces una persecución por varias vías del Sector Sur, como la Avenida de Cádiz, la Glorieta Santa Teresa, las calles Utrera, Linares y Almería y la Carretera de Castro, hasta nuevamente alcanzar la Avenida de Granada, donde finalmente pudo ser interceptado el coche.

Junto al vehículo interceptado y antes de que los policías pudieran identificar al conductor del coche, se aglomeraron espontáneamente gran cantidad de ciudadanos que increparon al conductor, evitándose un posible altercado gracias a la intervención policial.

El conductor "presentaba claros síntomas de encontrase bajo los efectos del alcohol", ofreciéndose varios ciudadanos como testigos para declarar sobre las acciones realizadas por el conductor, así como por el comportamiento de éste ante la intervención policial. Se negó a realizar la prueba de alcoholemia y fue trasladado a la Jefatura, y el coche depositado en dependencias policiales.

En la zona donde se produjo la persecución policial había gran cantidad de personas que se encontraban disfrutando de la carrera, siendo muy peligrosa la conducción del detenido, ya que circulaba derrapando, aunque, afortunadamente no se produjo ningún atropello, ni colisión con otro vehículo o elementos de la vía.

En relación con la XXXIII Media Maratón de Córdoba 2017, la Policía Local ha indicado, por otra parte, que la prueba se desarrolló sin incidentes dignos de mención, informándose desde el Centro de Mando y Control, compuesto por efectivos de Cruz Roja, Servicio de Ambulancias, Protección Civil y Policía Local, que en total han sido asistidos un total de 41 corredores, 18 a lo largo del recorrido y 23 una vez finalizada la prueba en la carpa montada en la línea de meta por Cruz Roja. Del total de asistidos, únicamente dos han sido de cierta importancia, uno por traumatismos, que ha requerido traslado a hospital para prueba radiográfica, y otro por un caso de hipoglucemia.