La voz de la Subbética

  • Diario Digital | Martes, 21 de Mayo de 2019
  • Actualizado 15:51

SE TRATA DE UN CEFALÓPODO CON CONCHA ESPIRAL EMPARENTADO CON EL ACTUAL CALAMAR O EL PULPO

Los ammonites, sello de identidad de una Subbética sumida bajo el mar

Nuestra comarca es reconocida mundialmente como una de las áreas más interesantes para conocer la evolución de estos extintos animales marinos 

Los ammonites, sello de identidad de una Subbética sumida bajo el mar

Los conejos, zorros, jabalíes o cabras montesas componen actualmente la fauna común de las Sierras Subbéticas, aunque hubo un tiempo lejano en el que esto no fue así. Hace más de 200 millones de años, el territorio que actualmente ocupa la Subbética cordobesa estaba repleto de animales marinos como, por ejemplo, los ammonites. 

A día de hoy, se pueden apreciar fácilmente vestigios de esta era Mesozoica en nuestra comarca. La roca caliza tan características de nuestra zona, modelada por las aguas durante miles de años, presenta un interesante relieve kárstico con gran diversidad de elementos

El territorio que hoy ocupa la Subbética cordobesa estuvo sumido durante millones de años bajo el antiguo Mar Tethys que existió entre los continentes de Gondwana y Laurasia, previamente a la aparición del océano Índico.

ammonites1

La compleja evolución de este mar con sus cambios de profundidad, de amplitud, de luminosidad, de oxígeno en sus aguas o de los seres que lo habitaban, unida  al nacimiento de la Cordillera Bética, quedaron registrados en unos sedimentos que posteriormente fueron transformados en roca y que han llegado hasta nuestros días en forma de fósiles. 

De entre los antiguos habitantes del Tethys destacan los ammonites, antiguos animales con concha espiral, emparentados con el actual calamar o el pulpo, y no con los caracoles como mucha gente cree. Por la abundancia y diversidad de sus formas fósiles, los ammonites constituyen el emblema indiscutible del Geoparque Sierras Subbéticas. 

ammo_opt (1)

Los ammonites son cefalópodos ya extinguidos, que poseían una concha externa, generalmente enrollada. Ocuparon prácticamente todos los mares del Jurásico y del Cretácico (era Mesozoica). La concha les protegía de amenazas externas y actuaba como una especie de cápsula de presión que les permitía ascender y descender en el agua con un gasto mínimo de energía. 

La comarca de la Subbética cordobesa es reconocida mundialmente como una de las áreas más interesantes para conocer la evolución de estos animales. En el Centro de Recepción de Visitantes 'Santa Rita' ubicado en Cabra, se puede encontrar una escultura dedicada a los ammonites.

ammo2_opt