La voz de la Subbética

  • Diario Digital | martes, 20 de agosto de 2019
  • Actualizado 06:08

ALMAZARAS DE LA SUBBÉTICA CALCULA ESTE AÑO UNA COSECHA APROXIMADA DE 4.000 TONELADAS DE MEMBRILLOS

La estrecha relación entre Carcabuey y el membrillo

Esta localidad de la Subbética ha hecho de este producto el complemento perfecto del aceite de oliva a través de su comercialización tanto en crudo como transformado en zumo, crema o vino

La estrecha relación entre Carcabuey y el membrillo

La Subbética cordobesa es mundialmente conocida por la calidad de sus aceites de oliva virgen extra, el producto por excelencia de prácticamente todos nuestros municipios. A ello hay que sumar además los ricos vinos que se producen en municipios como Lucena, Cabra o Doña Mencía amparados bajo el sello de calidad Montilla-Moriles.

Nuestra tierra no sólo es aceite y vino gastronómicamente hablando. Y es que en la localidad de Carcabuey hay una fruta que cobra un especial protagonismo llegada estas fechas: el membrillo.

Carcabuey es el centro de una zona membrillera en el sur de la provincia que abarca además parte del término de Priego de Córdoba, sobre todo en la aldea de Zagrilla y parte de Rute. Tradicionalmente, el membrillo siempre ha sido un producto de la huerta carcabulense, aunque ha sido durante las últimas décadas cuando ha obtenido un mayor protagonismo gracias en parte a la cooperativa Almazaras de la Subbética, quién se encarga de comercializar prácticamente el 100% del producto que se recoge en la localidad. Y es que, a día de hoy, la del membrillo es la segunda cosecha de Carcabuey sólo por detrás de la de la aceituna.

En Almazaras de la Subbética se calcula este año una cosecha aproximada de 4.000 toneladas de membrillos destinados a diferentes mercados para su venta en crudo en Madrid, en Israel o Alemania o para su transformación en Puente Genil, Murcia, Francia o Portugal principalmente.

En los años 70 hubo en Carcabuey una experiencia de transformación del fruto, un zumo que tuvo un gran éxito en su momento y que dio bastante trabajo en el pueblo, pero que por diversas causas se paralizó. Actualmente Almazaras ha vuelto a apostar por el zumo de membrillo y es un nuevo producto que se comercializa actualmente junto con otros derivados como la crema de membrillo o incluso el vino de membrillo.

festival-membrillo-1_opt

Esta fruta tiene cada año más protagonismo y dimensión en Carcabuey gracias también en parte al Membrillo Festival, una fiesta que se organiza cada mes de octubre para tratar de concienciar de la importancia de la comercialización de este producto.

Conferencias, debates, fotografía, gastronomía, cultura, agricultura, música o artesanía completan la programación de un Membrillo Festival que en esta edición se celebrará del 11 al 13 de octubre y que ya se ha convertido en un atractivo turístico-gastronómico para la localidad.

¡Larga vida al membrillo!