La voz de la Subbética

  • Diario Digital | lunes, 06 de julio de 2020
  • Actualizado 05:24

ANA ROMERO HA RESALTADO LA LABOR DEL VOLUNTARIADO, NECESARIA PARA EL REPARTO DE ALIMENTOS

Un total de 585 familias se van a beneficiar de los próximos lotes de comida que reparte Cruz Roja en Rute

La Asamblea Local repartirá cerca de nueve mil kilos de alimentos no perecederos a partir del próximo día 13 de julio

Un total de 585 familias se van a beneficiar de los próximos lotes de comida que reparte Cruz Roja en Rute

Cada dos o tres meses la Asamblea Local de Cruz Roja en Rute hace un reparto importante de alimentos no perecederos. Proceden del Programa 2020 de Ayuda Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a través del Fondo Español de Garantía Agraria. De distribuirlos se encargan el Banco de Alimentos y Cruz Roja. En esta ocasión, el contingente de productos alimenticios llegará a Rute entre los días 9 y 10 de julio. Será a partir del 13 cuando se proceda al reparto.

En principio, un total de quinientas ochenta y cinco van a ser las familias beneficiarias en Rute, según ha informado una de las técnicas de la Asamblea Local, Ana Romero. Dichas familias son las que en estos momentos se encuentran inscritas en los registro de la delegación ruteña. No obstante, Romero ha indicado que cualquier familia o persona con necesidad alimentaria puede solicitar dicha ayuda aunque no esté inscrita. Para ello sólo han de pasar por  las oficinas de la Cruz Roja Local en la barriada de Los Manzanos y presentar la documentación necesaria. En concreto, se van a distribuir ocho mil novecientos dos kilos de alimentos no perecederos entre familias en riesgo de exclusión social.

Según Ana Romero, los perfiles de las personas demandantes son padres o madres con varios hijos a su cargo sin ningún tipo de empleo, otras cuyos miembros han sufrido un ERTE o han sido despedidos a raíz de la crisis del coronavirus, e incluso inmigrantes que se encuentran en Rute y no han podido volver a su lugar de destino por el cierre de fronteras. Para concluir, la técnica ha aprovechado para agradecer la labor de los voluntarios, que son imprescindibles para que se pueda llevar a cabo el reparto de estos alimentos.