La voz de la Subbética

  • Diario Digital | miércoles, 03 de junio de 2020
  • Actualizado 06:00

ASEGURAN QUE ESTE ÁREA HA SIDO HISTÓRICAMENTE LA PEOR FINANCIADA EN MATERIA DE SALUD EN ANDALUCÍA

La Junta de Personal exige más recursos al SAS en el sur de la provincia de Córdoba

Se ha mantenido una reunión con la Dirección del Área Sanitaria Sur de Córdoba donde se le ha trasladado el malestar que existe entre los profesionales del Hospital Infanta Margarita y de los centros de salud

La Junta de Personal exige más recursos al SAS en el sur de la provincia de Córdoba

La Junta de Personal del Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba, órgano de representación de los profesionales de la sanidad pública integrada por los sindicatos SATSE, CCOO, Sindicato Médico, CSIF, UGT y FTPS, ha mantenido una reunión con el equipo Directivo del Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba (Dirección Gerencia, de Enfermería y de Recursos Humanos) para trasladar el malestar entre los profesionales del Hospital Infanta Margarita y de los Centros de Salud del Sur de la provincia, por la falta de personal en estos centros sanitarios.

Aunque la reunión estuvo motivada, informa la Junta de Personal, por los recortes originados en los meses de octubre y noviembre, desde la Junta de Personal se pretendió no circunscribir la falta de personal a un momento puntual, informando los representantes sindicales al equipo directivo, que el conjunto de más de 2.000 profesionales sanitarios y no sanitarios que integran el hospital y centros de salud del sur de la provincia, están desmotivados por el tratamiento que desde el SAS se les da.

Desde la Junta de Personal a la Dirección apuntan que "más allá de la situación difícil de falta de contrataciones en Octubre / Noviembre, la gravedad real es la situación cronificada del sur de la provincia como área sanitaria infra financiada, lo que origina que el sur de la provincia de Córdoba en términos sanitarios, sea la comarca con  peor financiación por habitante y año, lo que incide directamente en el número de profesionales, de camas hospitalarias y de recursos sanitarios que la administración pone a  disposición de los pacientes. Esta situación dibuja un panorama desalentador para el conjunto de los profesionales, al determinar desde el origen, las condiciones laborales y asistenciales".

Desde la Junta de Personal, se insistió al Equipo Directivo en la necesidad de salir del vagón de cola del Servicio Andaluz de Salud, “que Andalucía sea quien  destina menos recursos económicos por habitante y año a sanidad en el conjunto del Estado, y que el Sur de Córdoba sea el área de salud que percibe peor financiación por habitante y año en Andalucía sitúan a profesionales y pacientes del sur de la provincia de Córdoba en un entorno sanitario estresado”, solicitando al equipo Directivo que hay que trasladar a la Dirección del SAS y a la Consejería de Salud que “los profesionales no vamos a consentir que esta situación se perpetúe, exigiendo mejoras urgentes”.

Desde la Junta de Personal se trasladó al equipo Directivo que no se percibe con orgullo que los profesionales del Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba estén valorados entre los más eficientes del SAS, como ocurre habitualmente, ya que eso en la práctica lo que viene a decir es que son los profesionales sanitarios del Sur de Córdoba los que mantienen la salud de la población a un menor coste económico dentro del SAS.

Además han explicado que disponer de menos recursos económicos afecta directamente a la población de influencia y a los pacientes, los grandes perjudicados son los usuarios. En la práctica menos recursos económicos se traduce en menos profesionales y menos infraestructuras. Menos profesionales significa disminución del número óptimo de médicos, enfermeras, fisioterapeutas, Auxiliares de enfermería, celadores, etc., necesarios para la población a atender. Menos infraestructuras, supone menor capacidad hospitalaria y de atención primaria, menos camas hospitalarias, menos quirófanos y una cartera de servicios especializados menor y centros de salud pequeños, en definitiva, podríamos hablar de un tratamiento discriminatorio, al ofertar la Administración a una población concreta, una atención sanitaria mejor o peor en función de su lugar de residencia.

Por todo ello, desde la Junta de Personal se ha solicitado al Equipo Directivo, que traslade a la Dirección del SAS el hartazgo de los profesionales del Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba, la necesidad de afrontar el problema y plantear soluciones que mejoren la confianza de profesionales y pacientes en nuestro sistema sanitario público en el sur de Córdoba.