La voz de la Subbética

  • Diario Digital | jueves, 16 de julio de 2020
  • Actualizado 15:18

NUESTRA COMARCA TAMBIÉN DESTACA POR SU RICO VOCABULARIO DE DICHOS Y VOCABLOS PROPIOS

Diez dichos y refranes que sólo conoces si has crecido en la Subbética

Son cientos los localismos y particularidades en la manera de hablar de los vecinos y vecinas de las localidades  que conforman la Subbética cordobesa

Castillo de Zuheros / Foto: andalucia.org
Castillo de Zuheros / Foto: andalucia.org
Diez dichos y refranes que sólo conoces si has crecido en la Subbética

La Subbética cordobesa es rica por su patrimonio y su cultura, pero también por otras muchas particularidades que la convierte en un territorio singular y diferenciado del resto. Algo que también caracteriza a los habitantes de nuestra comarca es su manera de hablar.

En cada municipio de la Subbética encontramos cientos de localismos y particularidades en la forma de comunicar de sus vecinos. Si en otras ocasiones os hemos mostrado algunas palabras típicas de nuestra comarca, hoy os traemos una selección de algunos dichos y refranes cuyo significado sólo conocerás si eres o has crecido en alguno de los municipios de nuestra zona.

Ya está el gato en la talega: Frase usada prácticamente en todos los municipios de la Subbética: Aseguramiento de un trato o consecución de un logro o pretensión. Ya está el gato en la talega: al final hemos logrado que Fernando se convenza dándonos la firma para pasar por su finca la conducción de agua.

Comerse la olla antes de las doce: Frase muy típica de la localidad de Lucena: Dejar embarazada a la novia.

Eres como el sastre de Campillos, que cosía de balde y ponía el hilo: Expresión muy utilizada en Palenciana. Dicho de la persona que además de trabajar de balde ponía los materiales precisos igualmente de modo gratuito.

San Marcos, San Marquillos y apurar los canastillos: Frase muy usada en las localidades de Rute, Encinas Reales, Benamejí y Palenciana: La festividad de San Marcos se celebra disfrutando al aire libre del campo en compañía de amigos y conocidos. Al día siguiente, San Marquillos, se continuaba con la fiesta y la holganza; al igual que al tercer día, que servía para apurar los restos de comida que aún quedaban en los canastillos.

A primeros de noviembre, quien no sembró, que no siembre: Frase que indica que las labores de la siembra para ese tiempo han de estar ultimadas, pues de lo contrario la germinación de las semillas y luego el crecimiento de la planta pueden sufrir alguna irregularidad.

Madrugas más que los astilejos: En referencia a dos estrellas resplandecientes que se dejan ver por la parte oriental en dirección al castillo de Carcabuey antes de que empiece la aurora. Por ellas se regían los hortelanos de noche para conocer la hora. Además de los astilejos es frecuente la alusión al lucero del alba y a las cabrillas.

Otro que bien baila: Frase típica de Zuheros: Dícese del que se halla muy distraído o está en la inopia

Por donde salta la cabra, salta la chiva: Muy usada en la localidad de Carcabuey. En referencia a la joven que se iba con el novio, al modo en que lo hizo su madre en su juventud.

Cuando el grajo grajea, si no es mediodía, poco le queda: Muy usada en las localidades de Luque y Zuheros: Se quiere indicar que poco falta para que llegue esa fase del día si se oye el graznido de estos córvidos.

Por la tarde arreboles y por la mañana soles: Cuando al ponerse el sol hay candilazo o un arrebol más intenso de lo habitual, el día siguiente suele mostrarse muy soleado. Preludio de buen tiempo.

Referencias extraídas del libro “El color de las palabras” del autor D. Francisco Sánchez Zamorano