• Diario Digital | Jueves, 21 de Marzo de 2019
  • Actualizado 05:34

SE SUELE SERVIR EN FRÍO, CORTAR EN LONCHAS O COMERSE COMO UN FIAMBRE

Sabor a Subbética: el relleno de Carnaval

Se trata de un embutido muy típico en los municipios de Carcabuey, Priego de Córdoba, Almedinilla y Fuente Tójar

Sabor a Subbética: el relleno de Carnaval

La Subbética cordobesa es patrimonio, historia, cultura, naturaleza y también gastronomía. Los municipios que conforman nuestra comarca tienen en su recetario algunas comidas, bebidas y postres típicos de la zona que a día de hoy se siguen elaborando de manera tradicional. 

Hoy os presentamos uno de los platos más típicos que se elaboran cuando llegan estas fechas: el relleno de Carnaval. Se trata de un embutido característico principalmente de la zona de Carcabuey, Priego de Córdoba, Almedinilla y Fuente Tójar. 

relleno2

Aunque a día de hoy se consume durante prácticamente todo el año, antiguamente se elaboraba, como todos los embutidos, durante la época de matanza. Este picadillo de carnes con sus aliños y especias pensado en el interior de tripas sintéticas (hace no muchos años se usaban las propias tripas del cerdo) se suele servir en frío, cortar en lonchas o comerse como un fiambre. 

Ingredientes:

  • Magro de cerdo 3 kgs
  • Lenguas de cerdo 2 uds
  • Pechugas de pavo 1’5 kgs
  • Jamón serrano 500 grs
  • Huevos 20 uds.
  • Pan rallado
  • Azafrán en hebra.
  • Carterilla o colorante alimenticio.
  • Ajo
  • Perejil
  • Pimienta
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Tripas o morcones para embutirlo

Preparación:

Escaldar las lenguas en agua caliente y raspar para quitar impurezas, posteriormente picamos muy fino la carne de cerdo, las pechugas de pavo, el jamón y las lenguas previamente escaldadas.

Mezclamos la carne picada con el ajo, el perejil, la nuez moscada y la pimienta, no olvidéis picar muy fino el ajo y el perejil para que se integren mejor en la masa. Machacamos en un mortero el azafrán en hebra con la sal y lo incorporamos a la carne aliñada.

Agregamos los huevos y el colorante y mezclamos bien todo para integrar esta mezcla con la carne. Dejaremos reposar nuestra mezcla unas horas para que todo tome bien el aliño. Tras dejar reposar llega el momento de añadir el pan rallado hasta conseguir una masa homogénea, no tiene que quedar ni muy blanda ni muy dura, buscar la textura deseada.

Rellenamos las tripas y morcones teniendo en cuenta que no se deben llenar muy para que no se rompan. Cocemos en abundante agua a fuego lento pinchando las tripas antes de la cocción y a media cocción par evitar así que se rompan.