La voz de la Subbética

  • Diario Digital | martes, 21 de septiembre de 2021
  • Actualizado 15:23

Denuncian la destrucción de un yacimiento arqueológico en Almedinilla para plantar olivos

El arqueólogo municipal de la localidad ha puesto los hechos en conocimiento de la Guardia Civil y el servicio del SEPRONA, además de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía

226368333_1175177392908814_2189082562345506812_n_opt
Denuncian la destrucción de un yacimiento arqueológico en Almedinilla para plantar olivos

Ignacio Muñiz, arqueólogo municipal de Almedinilla, se personó este lunes en el  enclave denominado “La Viñuela” tras recibir el  aviso de un vecino por unos movimientos de tierra descontrolados "sin licencia ni permiso municipal" que se habían llevado a cabo en las últimas semanas y que pudieran haber afectado al yacimiento arqueológico catalogado como Recinto Fortificado de época ibérica de La Viñuela (siglo I a. C.).

Se trataba de un recinto amurallado algo diferente a los documentados en la comarca, ya que tiene forma rectangular: 20 metros de anchura y 75 metros de longitud creando un espacio interno de 1.250 mts2 y a una cota de 900 metros. Se sitúa en el farallón rocoso que queda en lo alto de la cortijada de La Viñuela y su ermita estando su cara Sur defendida por un profundo corte en la roca caliza natural. Aunque esta cara tiene restos de la fortificación, donde mejor se conservaban los restos era en la cara Norte:  un alzado visible de 2mts, una longitud de 75 mts2  y una edilicia de sillarejo sobre piedras de carácter más ciclópeo.

226290809_1175177286242158_5402969773901214991_n_opt

Estado del yacimiento antes de ser destruido por maquinaria pesada

Una vez en el lugar, el arqueólogo municipal pudo comprobar "con tremendo disgusto y dolor" que el muro principal del recinto, el de la cara Norte y de 75 metros de longitud, ha quedado totalmente arrasado con máquinas pesadas plantar una docena de olivos.

Una serie de majanos con las piedras del muro desgajado quedan esparcidas por la finca como huella de la destrucción y el expolio así como fragmentos cerámicos ibéricos tardíos: ánforas ibero-púnicas, cuencos, lebrillos… Ante estos acontecimientos, se ha cursado una denuncia frente a la Guardia Civil y el servicio del SEPRONA, la comunicación a la Consejería de Cultura de la destrucción y la solicitud a la misma de una intervención arqueológica de urgencia que permita documentar lo que haya quedado indemne del expolio.

El yacimiento estaba en estudio desde el Museo Histórico de Almedinilla y la Universidad de Granada, y de hecho se habían realizado en febrero de 2021 las planimetrías para próximamente ser comunicado los resultados a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. 

"De hecho la destrucción ha sido llevada a cabo por el propietario de la finca que no es vecino de la localidad y muy posiblemente al saber que el lugar se estaba estudiando", ha explicado Muñiz. Al ser una fortificación emergente y visible entra dentro de la máxima protección que la Ley de Patrimonio de Andalucía establece para todo tipo de fortificaciones. protegidas en su totalidad como Bien de Interés Cultural.

"Como es sabido, el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento, y si bien el daño está más que hecho es de esperar que una pronta intervención arqueológica de urgencia pueda documentar lo no expoliado así como plantear la restitución del muro Norte conforme a las planimetrías realizadas (coste que ascendería a una cantidad cercana a 500.000 euros)", ha sentenciado a través de un escrito el arqueólogo municipal de Almedinilla.