La voz de la Subbética

  • Diario Digital | viernes, 30 de septiembre de 2022
  • Actualizado 00:02

Desmantelado un taller clandestino de reparación de armas de fuego en Huertas Bajas

El detenido publicaba imágenes en redes sociales de los trabajos realizados en las armas, haciendo publicidad de ello y buscando así aumentar su cartera de clientes.

armas
Desmantelado un taller clandestino de reparación de armas de fuego en Huertas Bajas

La Guardia Civil ha desmantelado en la pedanía egabrense de Huertas Bajas un taller clandestino de reparación de armas de fuego, procediendo a la detención del propietario del mismo y de otras dos personas, todos ellos en el marco de la operación LUNA.

El propietario del taller clandestino se trataba de un vecino de dicha pedanía, a quien se le ha investigado por la supuesta comisión de los delitos de depósito de armas reglamentadas, tenencia ilícita de armas y contra la salud pública. Las otras dos personas detenidas lo fueron también por tenencia ilícita de armas, además de fabricación casera de armas prohibidas.

La investigación se inició tras obtenerse información sobre una persona, que supuestamente se dedicaba a la reparación y restauración de armas de fuego en un taller dentro de su domicilio, dándose la agravante que actualmente esta persona carecía de licencia de armas por haberle sido revocada. 

Tras las gestiones practicadas, los agentes actuantes centraron la investigación sobre un individuo residente en una propiedad rural y aislada de la citada localidad.

Tras una exhaustiva investigación llevada a cabo por los agentes de la Guardia Civil, se pudo saber que el ahora detenido se dedicaba a reparar armas de caza, careciendo de licencia de armas, ni autorización para realizar la actividad de armero. El lugar utilizado para realizar dicha actividad tampoco disponía de la habilitación necesaria para ello. Dicha persona publicaba imágenes en redes sociales de los trabajos realizados en las armas, haciendo publicidad de ello, buscando aumentar su cartera de clientes, los cuales llegó a captar de varias provincias, incluso de fuera de la comunidad autónoma de Andalucía.

Durante el registro practicado en la vivienda del principal investigado, lugar empleado para reparar las armas, se incautaron cinco escopetas de caza, un rifle, armas detonadoras así como numerosa cartuchería de diversos tipos y calibres, lo que representa -según la normativa vigente- el establecimiento de un depósito ilegal de armas. En el momento de la detención, también se logró intervenir un arma corta prohibida, de fabricación artesanal.

Igualmente, también se halló marihuana dispuesta para su venta, instrumentos para pesar las sustancias, diversos tipos de anabolizantes, y más de 30.000 euros en efectivo.

Posteriormente, se han intervenido otras 51 armas de fuego, pertenecientes a personas que habían llevado sus armas a reparar al taller, a sabiendas de su clandestinidad. Esta circunstancia podría constituir una infracción grave a la ley orgánica 4/2015 de protección de la seguridad ciudadana, por insuficiencia de medidas de seguridad obligatorias, en lo referente a la custodia de las armas de fuego, por lo que por la Intervención de Armas y Explosivos de Córdoba se instruirán los expediente oportunos.
 
Las armas intervenidas han sido puestas a disposición judicial, conforme a lo establecido en el vigente Reglamento de Armas.

Con la explotación de esta operación, se ha impedido que armas prohibidas de fabricación artesanal, se sigan distribuyendo en el mercado negro y se ha cerrado un taller clandestino de reparación de armas de fuego, con el riego que ello suponía para la seguridad ciudadana y de las personas que posteriormente utilizaban esas armas reparadas sin ninguna garantía. Además, este tipo de actividad ilícita supone una competencia desleal con el resto de armerías que están legalmente habilitadas para ejercer las funciones de reparación y restauración de armas de fuego.

Cabe destacar que la lucha contra este tipo de prácticas ilegales, es una de las prioridades tanto en la estrategia de seguridad nacional, como en el de la U.E.; motivo por el cual el Servicio de Información de la Guardia Civil de Córdoba, viene realizando un esfuerzo constante para detectar este tipo de actividad y neutralizar los canales de distribución de armas ilícitas.

Esta actuación se circunscribe dentro del Pan Integral para el control de las Armas de Fuego (PICAF), que la Guardia Civil desarrolla a nivel nacional, con la finalidad de ejercer un control exhaustivo sobre todo tipo de armas de fuego y su implicación con cualquier tipo de actividad delictiva, dada la competencia exclusiva que la Guardia Civil tiene encomendada en esta materia.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes al Servicio de Información de la Guardia Civil, apoyados por otras unidades de la Comandancia de Córdoba. La investigación se encuentra aún abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones y la intervención de más armas de fuego.