La voz de la Subbética

  • Diario Digital | miércoles, 02 de diciembre de 2020
  • Actualizado 23:09

LA VÍA VERDE ESTÁ CONSIDERADA COMO UNO DE LOS MEJORES PAISAJES DE ESPAÑA PARA PEDALEAR

Recordando a los ciclistas egabrenses Antonio y José Gómez del Moral

Tanto José, el pionero, como Antonio, son dos grandes leyendas del ciclismo que ayudaron a construir ese amor por los pedales y por este deporte que muchos sienten en la Subbética

Recordando a los ciclistas egabrenses Antonio y José Gómez del Moral

El ciclismo se consolida como uno de los deportes más seguidos y apreciados en España. Debido al calendario forzosamente atípico de la presente temporada, las sobremesas de las últimas semanas nos han dejado el que para muchos ha sido uno de los mejores Tours de Francia de los últimos tiempos -con el espectacular triunfo final del jovencísimo corredor esloveno Tadej Pogacar- y la coincidencia en el tiempo por unos días del Giro de Italia y La Vuelta a España. Hace apenas unos días, el también esloveno Primoz Roglic se quitaba la espinita de habérsele escapado el Tour en el último momento y revalidaba el título en LaVuelta.

Han sido semanas muy intensas en el mundo del ciclismo que han hecho las delicias de los muchos aficionados que hay en el país. Pese a que, en general, este deporte no tiene la cobertura de la que gozan otras disciplinas, al menos durante las Grandes Vueltas sí cuenta con el seguimiento de los grandes medios, e incluso de los sitios de pronósticos deportivos. Por unas semanas, el ciclismo es protagonista de la sección de deportes, aunque, para muchos, lo sea durante todo el año.

En España, hay mucha diferencia entre el deporte federado y el popular, es decir, que las disciplinas que cuentan con más licencias deportivas no coinciden con las que suman más aficionados. El fútbol, el baloncesto y la caza son las más licencias suman, sin embargo, los deportes más practicados son la gimnasia (de mantenimiento o en centros deportivos), la carrera y el ciclismo.

Andalucía no es ajena a esta afición por el ciclismo, de hecho, especialmente en Córdoba hay mucha afición por este deporte. Esto ha hecho que, lógicamente, hayan surgido muchos profesionales de la región, como los exciclistas Antonio Martos, José Recio y Juan Rodrigo Arenas, o como los jóvenes Antonio Cabello y Rafael Márquez, todavía en activo. Sin olvidar personajes que han ayudado a profesionalizar y promover el ciclismo español: el que fuera director deportivo de varios equipos durante más de tres décadas, Miguel Moreno, y Antonio Cabello padre, que llegó a terminar LaVuelta como ciclista y como director deportivo y cuya tienda de bicicletas, Ciclos Cabello, es un referente a nivel nacional.

bici_opt (1)

A diferencia de lo que le sucedió a Roglic, que no se dedicó por completo a la bicicleta hasta los 22 años (antes era saltador de esquí profesional), normalmente la afición suele ser algo “de toda la vida”. Una tradición ciclista que se ha ido forjando gracias a diversos factores.

Córdoba cuenta con la orografía perfecta para ofrecer una gran variedad de rutas para realizar en bicicleta, con distintos niveles de dificultad y, además, de gran belleza. No en vano, por ejemplo, la Vía Verde de la Subbética está considerada como uno de los mejores paisajes de España para pedalear. Los aficionados a las dos ruedas no necesitan salir de la provincia para dar rienda suelta a su pasión, es más, son muchos los que vienen para disfrutar de los paisajes cordobeses sobre la bicicleta.

Además, aunque La Vuelta a España no ha pasado por Córdoba este año -ni por territorio andaluz, se ha centrado en la parte norte de la península-, en otras ediciones, la ronda no solo ha recorrido territorio cordobés, sino que ha servido de inicio o final de diferentes etapas. La ilusión por ver de cerca a los grandes corredores en acción, sin duda tiene también un gran calado entre los aficionados.

Otra manera de crear afición, quizás una de las más importantes, son los referentes, y cuanto más cercanos, mejor. Cabra es una localidad muy unida al mundo del ciclismo gracias, en parte, a la carrera de dos hermanos que fueron profesionales de este deporte a finales de los años 50 y durante la década de los 60.

José Gómez del Moral nació en Cabra el 4 de diciembre de 1931, y se hizo ciclista profesional en 1955. Él tiene el honor de haber sido el primer ciclista cordobés en completar la Vuelta a España, logrando además una notable 16.ª posición en su debut; consiguió terminar la ronda en un total de cuatro ocasiones, 1955, 1957, 1960 y 1963. Pese a que nunca logró ganar una etapa en esa competición, sí se llevó varias en la Vuelta a Andalucía a lo largo de su carrera.

El 15 de noviembre de 1939, nacía Antonio Gómez del Moral. El egabrense decidió seguir los pasos de José, e igual que ha sucedido con otras célebres parejas de hermanos deportistas, como en el caso de las tenistas Venus y Serena Williams, el hermano pequeño superó los éxitos del mayor -aunque seguramente estos no hubieran sido posibles sin ese referente tan cercano como es tener el deporte y la competición en casa.

Antonio Gómez del Moral se hizo profesional en 1959, pero se dio a conocer al mundo en 1962, cuando ganó la segunda edición del Tour del Porvenir. El Tour de l’Avenir es una competición con límite de edad, destinada a los más jóvenes (hoy en día, es para menores de 23 años, aunque en el pasado lo fue para menores de 25), y entre sus ganadores se encuentra Miguel Induráin, que avisó de lo que iba a venir al imponerse en esta prueba en 1986.

Igual que José, Antonio Gómez del Moral también consiguió terminar la Vuelta a España en múltiples ocasiones. Fueron ocho en su caso y, además, fue capaz de ganar una etapa en tres, 1960, 1962 y 1966, año en que terminó la ronda en 7.ª posición de la general. Especial fue la etapa que ganó en el 62, puesto que se coronó en casa, en una etapa que salía de Málaga y terminaba en Córdoba.

A estos triunfos en LaVuelta, hay que sumar muchas más carreras y etapas ganadas. En su palmarés destacan el Oro (1965) y la Plata (1968) en el Campeonato de España de ciclismo en ruta (1965) y el Oro en el Campeonato de España de montaña (1967), así como la etapa que ganó en el Giro de Italia en 1967. En el siguiente vídeo, pese a que la calidad de la imagen no es muy buena, se puede ver a Antonio entrando a meta con el maillot del mítico equipo Kas de los años 60, del que formó parte durante cinco temporadas. En esa etapa del Giro, entró en cuarta posición, por detrás de Antonio, El Caníbal, el grandísimo Eddy Merckx, al que muchos consideran como el mejor corredor de la historia.

 

dTanto José, el pionero, como Antonio, uno de los mejores ciclistas andaluces de todos los tiempos, son dos grandes leyendas del ciclismo que ayudaron a construir ese amor por los pedales y por este deporte que muchos sienten en la Subbética.