La voz de la Subbética

  • Diario Digital | viernes, 07 de octubre de 2022
  • Actualizado 17:09

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Carcabuey no abrirá su piscina municipal este verano debido a la crisis del Covid-19

Desde el consistorio reconocen el notable esfuerzo que realizarán los ayuntamientos de la comarca que han optado por reabrir las piscinas durante los próximos meses

13475187_1115189565218755_7286709344532214048_o_opt
Carcabuey no abrirá su piscina municipal este verano debido a la crisis del Covid-19

El Ayuntamiento de Carcabuey ha anunciado este miércoles que, tras un estudio responsable y minucioso de las condiciones higiénico-sanitarias a cumplir para la reapertura al público de las piscinas municipales con motivo de la crisis del Covid-19 y anteponiendo por encima de cualquier otra cuestión la salud, "hemos decidido que la misma permanezca cerrada durante esta temporada de verano. Así mismo, reconocemos el notable esfuerzo que realizarán los ayuntamientos de nuestra comarca que han optado por reabrir las piscinas durante los próximos meses".

La piscina es uno de los servicios municipales más populares y concurridos que ofrecen los ayuntamientos durante los meses de verano, punto de encuentro de vecinos de todas las edades y visitantes de distintos lugares. Precisamente, en estos momentos, son estas bondades las que convierten a nuestras piscinas en potenciales focos de contagio, debiéndose extremar en ellas las medidas de higiene y seguridad.

Las autoridades sanitarias tanto del Gobierno de España como de la Junta de Andalucía, conscientes de ello, han elaborado sendas Guías para la protección de la salud en la reapertura de piscinas. 

Como no podía ser de otro modo, dichos documentos recogen estrictas medidas higiénico-sanitarias vertebradas en torno a varios puntos clave: distanciamiento, higiene de manos y respiratoria, desinfección, reducción de aforo y limitación de uso de las instalaciones, entre otros. "Medidas, por otra parte, difícilmente garantizables para los ayuntamientos menores de 20.000 habitantes", han explicado desde el consistorio carcabulense. 

La exigencia del distanciamiento social impuesta, tanto en zona de baño y descanso, no solo comporta una importante disminución del aforo, si no además, la prohibición de toda actividad recreativa en ambas zonas, así como la exigencia de que los niños menores de 14 años permanezcan dentro del espacio ocupado por la unidad familiar. Esta limitación, además, dificulta considerablemente el concepto de universalidad al que debe dar respuesta todo servicio público..

"Estas duras condiciones, a la vez que necesarias, resultan esencialmente incompatibles con la naturaleza del propio servicio, dado que las piscinas recreativas, si por algo se caracterizan, es por su ambiente de juego, relajación y convivencia, haciendo técnicamente muy difícil garantizar el cumplimiento de las mismas", ha señalado Juan Miguel Sánchez, alcalde de Carcabuey. 

"La adaptación a la nueva normalidad del servicio de piscina supone, consiguientemente, la quiebra de la esencia del propio servicio, sin que ello, a pesar de tanto esfuerzo, pueda garantizar a nuestros vecinos las condiciones sanitarias necesarias y exigibles en estos momentos de gran incertidumbre. Por ello, pese a lo doloroso de la decisión, en aras de proteger la salud de nuestros vecinos como el bien más preciado, hemos entendido que la opción más responsable pasa porque dichas instalaciones permanezcan cerradas durante este verano. Decisión que, por otra parte, está siendo adoptada, desde las mismas premisas, por un gran número de los municipios de toda la geografía andaluza. Por otro lado, sí permanecerá abierto el servicio de bar restaurante, al estar claramente separado y delimitado de la zona de baño y césped y que si puede cumplir con todas las garantías de seguridad e higiene marcadas por las autoridades sanitarias", ha explicado en un comunicado.