La voz de la Subbética

  • Diario Digital | martes, 25 de enero de 2022
  • Actualizado 08:50

¿Sabes cuál es el juego online con más seguidores?

La tecnología ha posibilitado que la ruleta perviva como uno de los juegos más demandados en todas esas plataformas que ofrecen diferentes juegos de azar

ruleta_opt
¿Sabes cuál es el juego online con más seguidores?

Las innovaciones tecnológicas han posibilitado que muchos juegos tradicionales adquieran una nueva vida entre las nuevas generaciones; éstas son mucho más tecnológicas y, por consiguiente, poco apegadas a los juegos más habituales de siempre, pero si esos juegos evolucionan hacia una versión online, los jóvenes se sienten más atraídos por probarlos, como sucede con la versión virtual de la ruleta: online roulette. Esta modalidad de juego no difiere en exceso de otras opciones sobradamente conocidas, pero en el aspecto virtual recrea al milímetro cómo es jugar a la ruleta desde el sofá de casa. Basándose en la realidad virtual, el usuario se siente como si estuviera en el mejor casino del mundo, con croupier y todos los elementos que configuran un escenario inigualable para disfrutar de un momento de ocio. Y sí, por supuesto, la sensación de hacer girar la ruleta es especial, como si se tocase con las manos.  

Actualmente, la ruleta es uno de esos juegos que cuentan con un gran número de seguidores. Cada vez son más merced a esa apertura a la virtualidad. Esto ha permitido que la ruleta haya sobrevivido a varios siglos y generaciones con todo tipo de pensamientos, así como a una constante evolución de todo aquello que rodea a la sociedad. La ruleta siempre ha sabido adaptarse a los tiempos y su apertura a la ventana online es la última demostración de esta habilidad que no se encuentra en todos los juegos tradicionales. La historia de la ruleta, para aquellos que no la conozcan, se debe encontrar en el siglo XVII, cuando el inventor Blasie Pascal, un matemático francés, ideó un juego con una estructura y reglas de juego bastantes semejantes a las que todos conocemos en la actualidad. Desde entonces, este sencillo juego de azar ha evolucionado con varias versiones (modalidad francesa, europea y americana) hasta desplegar sus encantos para convertirse en uno de los juegos con más seguidores de la actualidad.  

Obviamente, la tecnología ha posibilitado que la ruleta perviva como uno de los juegos más demandados en todas esas plataformas que ofrecen diferentes juegos de azar, y no sólo eso, sino que la ruleta se impone a nuevos juegos que también causan sensación. La razón de este éxito no se encuentra en esa opción de poder jugar desde cualquier dispositivo móvil, desde cualquier lugar con una conexión a la red, o a cualquier hora del día. Ni tampoco la opción de conectarse virtualmente a los mayores casinos del mundo que ofrecen sus juegos de azar a través de la virtualidad y que posibilitan que el usuario se adentre en brillantes casinos mundialmente conocidos sin necesidad de coger un avión y hacerse unos cuantos kilómetros. Y claro está, tampoco es necesario vestirse de gala. Los factores del ferviente éxito de la ruleta son otros muy distintos, basados principalmente en su forma de juego y en mantener esa esencia de siempre.  

Porque la versión online de la ruleta mantiene esa esencia de hacer girar la ruleta y esperar que la suerte o el azar esté de nuestro lado, propiciando que la diminuta pelota acabe parándose en el número por el que hemos apostado a diferencia del resto de competidores, que se han declinado por otros números. De esta manera, la mecánica del juego es sencilla y ágil. Es decir, las partidas se siguen desarrollando con cierta rapidez y no se exige que los participantes hayan adquirido previamente una gran cantidad de conocimientos, como sucede, por ejemplo, en aquellos juegos relacionados con los naipes. Aquí, en la ruleta, el azar tiene más peso que los conocimientos sobre estrategias a implementar en el desarrollo de una partida. O quizá no tanta. En la ruleta también se pueden trazar diferentes tácticas que acaben ayudándonos a elegir el número ganador de esa tirada. La mayoría de estas estrategias se basan en análisis matemáticos, así como en ser observadores y tener una cierta agilidad memorística. No obstante, también hay que advertir que una vez que se tiene la táctica que consideramos perfecta, ésta puede o no salir correctamente, puesto que los designios del azar suelen acabar decidiendo.  

Tipos de estrategias

Para aquellos que quieran profundizar más sobre qué tipos de tácticas existen relacionadas con el juego de la ruleta, les avanzaremos alguno de los métodos más conocidos, y que no se basan únicamente en las probabilidades de que un número vuelva a salir en las siguientes tiradas a cuando haya parado el movimiento de la pelota. Empecemos con el método Martingala, el cual se basa en el pensamiento de un triunfo eventual durante el juego. En este caso, esta táctica se basa en aquellas ruletas en donde se distingue entre colores: o todo al rojo o todo al negro. Los porcentajes suelen estar, por pura lógica, al 50 por ciento. No obstante, hay una variante que se utiliza para adivinar el número ganador, dividiendo los números de la ruleta en dos bloques: del 1 al 18 y del 19 al 36. O lo que es lo mismo, apostar al número par o al dígito impar. En función del primer número, el método consiste en invertir la misma cantidad ganada en la siguiente tirada o de doblarlo si la suerte ha sido esquiva. Obviamente, la observación y estadística juega un papel importante a la hora de complementar esta táctica.  

Si no se quiere correr mucho riesgo, lo más recomendable es el método Fibonacci, en donde se argumenta que el número a salir en la tirada es consecuencia de sumar los dos números anteriores, según esta regla: 0+1 = 1; 1+1 = 2; 1+2 = 3; 2+3 = 5… y así sucesivamente, con lo que se apostaría al número 5 siguiendo el último ejemplo de esta sencilla regla. Si volvemos a los colores y a los porcentajes, encontramos el método D’Alembert que, a diferencia de la táctica Martingala, establece que hay que reducir la cantidad a jugar si se ha ganado en la tira anterior. En cualquiera de los casos, las probabilidades aumentan en función del desarrollo de unas cuantas rondas; es decir, no es conveniente aplicar ninguna de estas estrategias o análisis matemáticos u estadísticos con un par de tiradas. Los resultados de la encuesta serán residuales.