La voz de la Subbética

  • Diario Digital | miércoles, 27 de enero de 2021
  • Actualizado 21:37

LOS JÓVENES HAN TENIDO LA OPORTUNIDAD DE TRASLADAR SU CREATIVIDAD A ESTE ESPACIO PÚBLICO

Doña Mencía destina el dinero de la feria a la construcción de un ecoparque con material reciclado

Neumáticos, farolas y bancos retirados del viario público o viejas bicicletas forman parte del mobiliario del nuevo parque de educación vial en el que han trabajado una veintena de jóvenes

Doña Mencía destina el dinero de la feria a la construcción de un ecoparque con material reciclado

El Ayuntamiento de Doña Mencía ha destinado el presupuesto de su feria de abril, que no pudo celebrarse por la restricciones motivadas por la pandemia de la COVID-19, a la construcción de un ecoparque de educación vial hecho con materiales reciclados en la Zona Verde del Polígono Industrial del Calatraveño.

El proyecto, enmarcado en el Plan de Ayuda a la Reactivación Social y Económica puesto en marcha por el Consistorio menciano para mitigar los efectos de la crisis sanitaria, y que contó con una subvención extraordinaria de la Diputación a través del Plan Córdoba 10, ha contado con un presupuesto de 48.147,64 euros de los cuales 35.000 estaban reservados a la celebración de las fiestas. Durante los trabajos se generaron oportunidades de empleo entre un sector de población tan afectado como el de las personas jóvenes.

En concreto, el trabajo se realizó entre los meses de agosto y noviembre, después de que el Ayuntamiento de Doña Mencía convocara un concurso de ideas para seleccionar la mejor propuesta de entre todas las que se presentaran. El autor del proyecto seleccionado fue contratado durante los cuatro meses de ejecución del proyecto para coordinar los trabajos, mientras que cada mes se contrató a cinco jóvenes más, de entre 18 y 30 años en situación de desempleo. En total, se realizaron 21 contratos.

Con esta iniciativa, el Ayuntamiento de Doña Mencía ha cumplido su objetivo de facilitar el acceso al empleo entre la población joven de la localidad, al tiempo que ha recuperado un espacio que se encontraba degradado e infrautilizado para convertirlo en una herramienta para el fomento de la educación vial de los niños y niñas del municipio, que ya está siendo utilizado por los centros educativos del municipio. La construcción del parque, realizado con materiales reciclados, ha permitido recuperar los materiales sobrantes existentes en los almacenes municipales y darles una nueva vida. 

Neumáticos, antiguas señales de tráfico, adoquines, farolas y bancos retirados del viario público, elementos descartados de otros parques infantiles, cuadros de luz en desuso o bicicletas recuperadas del punto limpio conforman el colorido mobiliario del nuevo parque de Doña Mencía, en el que además ha participado el vecindario donando plantas o materiales que ya no usaban. Además, el propio diseño del parque trata de sensibilizar sobre el cuidado del medio ambiente o la lucha por la igualdad, a través de detalles como que las señales de tráfico incorporen figuras femeninas o que los bancos hayan sido pintados con los colores del arco iris, en un guiño a la libertad sexual.

Durante la ejecución de este proyecto vivo, los jóvenes han tenido la oportunidad de trasladar su creatividad a un espacio público de su municipio, que pueden disfrutar ahora, al tiempo que aprendían técnicas y herramientas desconocidas para la mayoría o perfeccionaban sus habilidades a la hora de realizar soldaduras o trabajos de albañilería y pintura, de sujeción de elementos e incluso de trabajos de electricidad.