Niño Ruvén presenta su última innovación: realizar el zapateado del baile flamenco mientras toca el fagot

El artista menciano ha interpretado junto con al bailaor Víctor López una pieza musical con la que pudo mostrar su última y sorprendente originalidad. 

Nino Ruven (1) (2)

Niño Ruven volvió a Doña Mencía para exponer el proceso artístico por el que, a día de hoy, es considerado uno de los fagotistas más relevantes del panorama internacional. Reconocido como el creador y único exponente del fagot flamenco y del fagotiño, rememoró diez años dedicados a la construcción de su proyecto artístico. Además, el joven instrumentista aprovechó este evento para revelar su última aportación, realizando el zapateado propio del baile flamenco a la vez que iba tocando su instrumento. Según palabras del propio intérprete, “llevaba mucho tiempo soñando con materializar este gran reto. A partir de ahora quiero que en mis propuestas escénicas tenga un papel esencial tanto el zapateado como el baile flamenco”.

Durante esta conferencia ilustrada, se detallaron diferentes aspectos relacionados con su andadura y experiencia en el rediseño de uno de los instrumentos sinfónicos más desconocidos para, precisamente, adaptarlo a un género en el que nunca se había escuchado; o, al menos, hasta el año 2017 cuando lo presentó de manera inédita. Estas primeras hipótesis ya fueron publicadas en una obra titulada Al toque del fagot flamenco, que distribuyó la editorial TrevCo Music Publishing (EE.UU.) el 1 de junio de 2017. 

Siete años después, ha podido ampliar esta investigación con una edición revisada, renombrándola El toque del fagot flamenco. A diferencia de otras muchas fusiones, Niño Ruven ha pasado por un procedimiento en el que ha modificado la técnica, e incluso la construcción del propio instrumento, para crear una sonoridad completamente nueva inspirada en el arte flamenco y, sobre todo, en sus influencias y filosofía. Esta imagen personal de su instrumento ya fue presentada en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid el 1 de junio de 2023. Así pues, con este encuentro no solo pretendió cerrar toda una etapa de autoconocimiento y búsqueda artística, sino presentar lo que será otra de sus señas de identidad.

Este acto conmemorativo tuvo lugar el pasado 1 de junio en el Molino de Aceite del Conjunto Vergara de Doña Mencía. En él, intervinieron Vicente Cantero, concejal de Cultura de Doña Mencía, y Antonio Gómez, cronista e historiador; contando, además, con la presencia de diferentes autoridades municipales como el alcalde de la localidad.

Para cerrar el acto, Niño Ruven interpretó junto con el bailaor Víctor López Mayol una pieza musical, con la que pudo mostrar su última y sorprendente originalidad. Para Niño Ruven, “ha sido todo un privilegio haber podido contar con este grandísimo artista al que tanto admiro. Víctor ha sido una de las personas que siempre me ha apoyado y que siempre me ha animado a continuar adelante tal y como yo sentía que tenía que hacerlo. Simplemente sentía que tenía que formara parte de este día tan especial para mí”.

Víctor López Mayol, natural de Totana (Murcia), es una de las grandes promesas emergentes en el ámbito del baile flamenco. Entre sus reconocimientos, destaca el Premio Especial del Jurado en el Concurso Nacional “The Dancer Flamenco” 2022 y el Premio “Tiempo de Danza” 2021, además de haber sido becado por la Compañía Antonio Gades en 2019 y haber sido distinguido con el Galardón de Artista Local por parte del equipo Ábside Media (Cadena Cope). En la actualidad, se encuentra desarrollando un espectáculo conjunto con el joven fagotista, centrado en la improvisación y el diálogo escénico.