La voz de la Subbética

  • Diario Digital | lunes, 18 de enero de 2021
  • Actualizado 11:07

LOS CRÉDITOS ORDINARIOS SERÍAN ABONADOS CON UNA QUITA DEL 30% EN UN PLAZO MÁXIMO DE TRES MESES

La Cooperativa Nuestro Padre Jesús de las Penas de Encinas Reales supera el concurso de acreedores

Unas 1.200 personas del pueblo se quedaron en 2017 sin los ahorros de 2,4 millones de euros que tenían depositados dentro de la Sección de Crédito de la Cooperativa

La Cooperativa Nuestro Padre Jesús de las Penas de Encinas Reales supera el concurso de acreedores

La Cooperativa aceitera Nuestro Padre Jesús de las Penas de Encinas Reales ha logrado superar el concurso de acreedores que tuvo que afrontar para hacer frente a las pérdidas que le provocó la quiebra de una entidad bancaria, de modo que "unas 1.200 personas del pueblo se quedaron en 2017 sin los ahorros de 2,4 millones de euros que tenían depositados dentro de la Sección de Crédito de la Cooperativa y que ésta invirtió en bonos" del banco en cuestión.

Para hacer frente a esta situación y salvar una actividad esencial para la economía del pueblo que era perfectamente viable, la Cooperativa Nuestro Padre Jesús de las Penas se declaró en concurso de acreedores en el verano de 2019.

Tras meses de trabajo, el día 28 de octubre el Juzgado de lo Mercantil de Córdoba aprobó el convenio de acreedores presentado por la Cooperativa Nuestro Padre Jesús de las Penas, cesando desde ese momento los efectos propios del concurso.

En el convenio aprobado se dispuso que "los créditos ordinarios serían abonados con una quita del 30 por ciento en un plazo máximo de tres meses desde la sentencia que aprobó el convenio".

Ahora, "en tiempo récord", la cooperativa ha dado cumplimiento íntegro al convenio y el miércoles 16 de diciembre puso a disposición de sus acreedores las cantidades convenidas, "superando con ello los pasados tiempos de dificultad".

El asesoramiento legal a la cooperativa y la dirección de los distintos procesos judiciales han sido dirigidos por el letrado Francisco Arroyo, socio de Lébeq Abogados, con intervención de sus socios Alfonso Ollero y Bernardo Crespo, habiendo sido el concurso de acreedores administrado por Francisco Estepa y Enrique Murube.

En el cumplimiento de todos los compromisos y en la continuidad de las operaciones ha sido "esencial" la participación y el apoyo prestado por la Cooperativa de Almazaras de la Subbética de Carcabuey, de la que forma parte la Cooperativa Nuestro Padre Jesús de las Penas.

El consejo rector de la cooperativa, liderado por su presidente, vicepresidente y secretario, se ha mostrado "satisfecho" y ha agradecido la actitud de los socios que han seguido confiando en la cooperativa y han aportado su producto, "a pesar de los duros momentos pasados y las incertidumbres que se ciñeron sobre el negocio". De hecho, apuntan que "el año pasado hubo muchas dudas en la apertura de la campaña".

Sin embargo, valoran que "finalmente y tras el asesoramiento legal y mercantil se acordó impulsar la actividad gracias a la respuesta de los socios". También han agradecido la actitud de los trabajadores de la cooperativa que "dieron un paso al frente y trabajaron duramente en pro de la actividad".

"Superado y cumplido el convenio de acreedores se abre una nueva campaña y una nueva etapa que se mira con optimismo e ilusión tras haber recibido los socios y la Cooperativa el mejor regalo de Navidad de los últimos tiempos", según subrayan desde la entidad.

Asimismo, resaltan "la exquisita calidad" del aceite de oliva virgen extra que produce y comercializa la cooperativa de Encinas Reales. Según explica la citada cooperativa, "las aceitunas son recolectadas de olivos sanos y en perfectas condiciones de madurez, exclusivamente por procedimientos físicos o mecánicos, mediante extracción a baja temperatura que no altera la composición química de los aceites, conservando así el sabor, aroma y características del fruto del que procede".