La voz de la Subbética

  • Diario Digital | jueves, 08 de diciembre de 2022
  • Actualizado 10:00

Cuatro detenidos en Lucena en una operación contra el contrabando de tabaco con 640 kilos intervenidos

En el interior de la furgoneta se hallaron diversas etiquetas de una empresa de mensajería con destinos a todo el territorio nacional y, por tanto, presuntos puntos de recepción del tabaco a enviar por los detenidos.

 

fotonoticia_20220712103008_1920
Cuatro detenidos en Lucena en una operación contra el contrabando de tabaco con 640 kilos intervenidos

Funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en Córdoba y agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro personas en una operación contra el contrabando de tabaco llevada a cabo en Lucena (Córdoba), donde han intervenido 640 kilos de tabaco picado, cuya valoración superaría los 100.000 euros.

Según informan en una nota conjunta, la operación, llamada 'Cykar-Marroqui', comenzó el pasado mes de mayo, cuando los investigadores tuvieron conocimiento de la existencia de un chalet, ubicado en la periferia de Lucena, donde se estaría realizando una actividad de picado de hojas de tabaco para su posterior venta a terceros a través de Internet mediante envíos por empresas de transporte urgente. Además, este tabaco no estaría pasando los debidos controles sanitarios, con el riesgo añadido que esto supondría para la salud de los potenciales consumidores.

Una vez localizado el inmueble, los investigadores detectaron a última hora de la tarde del pasado 28 de junio cómo salía del chalet una furgoneta de grandes dimensiones. En ese momento procedieron a darle el alto, comprobando cómo en su interior había un gran número de bolsas con tabaco picado envasado.

Los agentes procedieron entonces a su intervención y detuvieron a los dos ocupantes del vehículo. El tabaco incautado arrojó un peso de 640 kilos, con un valor estimado en el mercado ilícito de 104.500 euros.

En el interior de la furgoneta se hallaron diversas etiquetas de una empresa de mensajería con destinos a todo el territorio nacional y, por tanto, presuntos puntos de recepción del tabaco a enviar por los detenidos.

Posteriormente se realizó una entrada y registro en el inmueble, donde se detuvo a una tercera persona, y se incautaron cuatro máquinas picadoras, tres envasadoras al vacío, una balanza y diverso material necesario para el contrabando de tabaco, así como unos 30 kilos de trozos de hoja de tabaco, la materia prima de la picadura que luego sería comercializada.

Tras diversas gestiones posteriores, los investigadores lograron determinar la implicación en los hechos de una cuarta persona que, igualmente, fue detenida días después.