La voz de la Subbética

  • Diario Digital | sábado, 04 de diciembre de 2021
  • Actualizado 11:34

Finaliza la reforma del tramo de la calle Álamos sin coste económico para el Ayuntamiento de Lucena


La Concejalía de Obras acomete durante dos semanas los trabajos de remodelación para solucionar “la sensación subjetiva de inseguridad vial” transmitida por los vecinos

IMG_2672_opt
Finaliza la reforma del tramo de la calle Álamos sin coste económico para el Ayuntamiento de Lucena

El Ayuntamiento de Lucena ha finalizado las obras de reurbanización de la calle Álamos una vez que ha concluido la reforma en la que se ha venido trabajando en los últimos quince días a fin de mejorar la seguridad vial en el conjunto de esta vía ubicada en el barrio de Santiago.

El concejal de Obras, Accesibilidad, Infraestructuras y Servicios Operativos, César del Espino, ha informado que esta actuación de remodelación se ha ejecutado “sin coste económico alguno para el ayuntamiento” dado que “han sido los propios trabajadores del PFEA, en la última quincena en la que contábamos con la financiación del SEPE, quienes han cubierto la totalidad de los trabajos con material de obra que nos llega de este mismo programa”.

Del Espino ha querido felicitar “la absoluta implicación” de todo el personal que ha trabajo en estas dos primeras semanas de agosto “a un ritmo muy intenso” para conseguir que la obra se realizara “en tiempo”, dando así respuesta a las peticiones vecinales “descontentas” con el tramo más estrecho de la calle.

Esta reforma sobre un tramo de unos 20 metros de la calle Álamos, a partir del cruce con la calle Ceperos en dirección calle Peñuelas, ha consistido en la eliminación de las cuatro plazas de aparcamiento recogidas en el diseño original de la reurbanización, para poder así ampliar el espacio señalizado como acera en el margen opuesto, que pasa ahora a tener un ancho mínimo de 107 centímetros en el punto más angosto de la vía. 

La Concejalía de Obras y Accesibilidad ya informaba hace unas semanas que la normativa urbanística en calles de plataforma única, solución elegida para la calle Álamos en idénticas condiciones a las existentes en otras zonas del callejero de Lucena, permite el diseño original de las obras que se habían ejecutado conforme a ese proyecto inicial. Sin embargo, “la sensación subjetiva de inseguridad vial” de algunos vecinos ha motivado tal reforma en ese tramo concreto de la calle.  

Concluye así la reforma integral de la calle Álamos, que al perder la doble altura de calzada y aceras queda como calle de preferencia peatonal sobre los vehículos, que ven limitada su velocidad de circulación a 20 km/h. Siguiendo la norma adoptada en Lucena, los márgenes de la calle presentan un acabado en color rojo, simulando la zona de acera, pese a que la normativa no obliga a ello por ser una calle de plataforma única, plenamente accesible.