La voz de la Subbética

  • Diario Digital | miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 17:16

EL MURAL HA SIDO REALIZADO POR LA ARTISTA EMMA RYTOFT, NATURAL DE SUECIA Y RESIDENTE EN BERLÍN

Apoteosis de Hércules: Hermenéutica de un Mural

Esta obra incrementa el reclamo artístico y turístico de las pinturas esquemáticas de la localidad, prehistóricas del Neolítico y Calcolítico, reproducidas en la Cueva de la Encantada y en el Museo Municipal

FACHADAHERMENEUTICA_opt
Apoteosis de Hércules: Hermenéutica de un Mural

Luque exhibe desde el día 22 de mayo del presente año en la fachada meridional de la vivienda nº 7 de la calle Pósito Viejo una gran pintura mural de contenido mitológico, realizado por la artista Emma Rytoft natural de Suecia y residente en Berlín. Es arquitecta por la Universidad de Lund, Suecia, además de varias diplomaturas y licenciaturas de otras universidades.

Esta obra incrementa el reclamo artístico y turístico de nuestras pinturas esquemáticas, prehistóricas del Neolítico y Calcolítico, reproducidas en la Cueva de la Encantada y en el Museo Municipal.

La realización ha sido posible gracias  a la generosa y exquisita sensibilidad del Ayuntamiento por conceder el correspondiente permiso a la petición de Antonio Luque Aranda.”Ya que se adapta a la legislación vigente, al respecto y al tratarse de un regalo a su padre Rafael Luque Jiménez en su 79 cumpleaños y por tratarse también de una obra única y sublime, que muestra con enorme sensibilidad los tres pilares fundamentales de esta localidad: Luque, historia, cultura y tradición”.

Es una obra de estilo constructivista: para comprenderla hay que hacerlo a través de la hermenéutica, ciencia de la interpretación. El personaje principal es Hércules el más célebre de los héroes de la Mitología Griega. La autora se ha inspirado en el Escudo de Andalucía donde Hércules aparece con dos leones y a partir de aquí nos muestra pictóricamente algunos detalles de su complejo y variopinto currículum  familiar y personal: Era hijo de Zeus, padre de los dioses y rey del Universo esposo legítimo de Hera reina de los dioses. Su madre era Alcmena esposa de Anfitrión, padre adoptivo de Hércules. Hera despechada con Zeus envió dos serpientes a la cuna del niño para matarlo pero él las estranguló con los dedos indicando ya su fuerza paterna.

Esta peculiar situación familiar le va a generar una trayectoria personal muy peculiar y estrambótica. Al tener un padre divino y una madre terrenal es un inadaptado social por lo que Hera lo encomienda como tutor a su primo  Euristeo, quien le impone  para disciplinarlo doce dificilísimos trabajos, que superándolos, alcanzaría la inmortalidad. Los supera todos con creces y muchos más. Destaco dos como los más significativos: Venció al terrorífico león de Nemea estrangulándolo y después de despellejarlo se pone como coraza la cabeza y las patas delanteras cruzadas en el pecho. Ya  vistió así siempre. Vino al lejano occidente, al Jardín de las Hespérides, propiedad de Hera y consigue las manzanas de oro del árbol de la vida.

Hércules es un mítico héroe universal: La leyenda nos lo relaciona con un viaje que le trajo al extremo occidental del mundo conocido, donde unió el Mediterráneo con el Océano formándose el Estrecho de  Gibraltar, emergiendo el monte Hacho en Ceuta y el Peñón de Gibraltar, en Algeciras, dando origen a las tan famosas Columnas de Hércules. Su influencia ha repercutido en todas las artes: pintura, escultura, arquitectura, cine, literatura, dibujos animados e incluso le ha servido de paradigma al Cristianismo para la comprensión de los dogmas sobre Cristo y la Virgen María. Curiosamente la escritora británica Ágatha Christie nos describe en su libro “Los trabajos de Hércules” sus cualidades humanas

La escena pictórica aquí representada nos muestra el final de su vida trágica y apoteósica en un paisaje primaveral en el Jardín de las Hespérides situado en un lejano rincón del occidente. Hera la de los blancos brazos, nos muestra la túnica empapada en un líquido venenoso, regalo de Deyanira, la esposa de Hércules quien al ponérsela se quema vivo incinerándose. Al ser hijo de Zeus  arde la parte terrenal, no la divina. La intercesión de su madrastra Hera, compadecida, le impreca a Zeus que lo lleve  inmortal al Olimpo en estado victorioso, y eternamente joven  desde donde nos interpela con su fija mirada a seguir su ejemplo mientras él en actitud de sabio escribano, narra en un larguísimo pergamino la eterna historia de nuestro pueblo.

Rafael Luque Jiménez: Cronista Oficial de Luque