La voz de la Subbética

  • Diario Digital | miércoles, 28 de julio de 2021
  • Actualizado 15:05

El Cajasur Priego vence 4-1 al Arteal para elevar su séptimo título de Liga

El representativo de la Subbética sueña con hacer el doblete en la Copa del Rey, competición que se disputará esta semana en Antequera

1731_1_opt
El Cajasur Priego vence 4-1 al Arteal para elevar su séptimo título de Liga

El Cajasur Priego vuelve a repetir éxito una temporada más. En Antequera ha levantado su séptimo título de Liga y cuarto consecutivo. Sin duda, una señal de la hegemonía que ejerce en el tenis de mesa español. Si cabe, en esta ocasión tiene más mérito atendiendo al nivel que presentaba la Superdivisión esta temporada, cuyas condiciones especiales hizo que grandes palas a nivel europeo compitieran en ellas. Pero ahí también supo salir triunfante el representativo de la Subbética, que ahora sueña con hacer el doblete en la Copa del Rey, que también se disputará en Antequera entre mañana y el miércoles.

Robert Gardos, alertado por su partido ante Monteiro de la tarde del sábado, salí ante Enio Mendes sin contemplaciones. Autoritario y certero hasta el punto de que saldó los dos primeros sets rápidamente. Y eso desquició al madeirense, ex del Cajasur, hasta el punto de que cometió la torpeza de aplastar la bola de juego con el dedo ante la mirada del juez-árbitro, circunstancia que le costó la descalificación por tarjeta roja. 

Con ese 1-0 en ventaja, Carlos Machado entraba en pista contra Manhani. El prieguense tenía ganas de resarcirse de los resultados del sábado por la tarde, al tiempo de que su veteranía en este tipo de encuentros es siempre una virtud. Sin embargo, en la primera manga no se sintió cómodo y cedió, al igual que en la segunda. Más asentado, en la tercera recuperó sensaciones y se la llevó, generando alguna duda en Manhani. Carlos Machado, volviendo como siempre hace, forzó la quinta manga. La empezó bien con un 2-0, pero Manahni firmó hasta seis puntos seguidos. Tocaba otra remontada en ese micropartido a 11 puntos, pero no se dio. El Arteal llevaba las tablas al marcador.

Diogo Carvalho era el siguiente en entrar a la mesa para medirse a Robinot. Y el luso, recordando su actuación del sábado ante Monteiro, estuvo muy brillante en el primer set. Después, el galo se fue asentando sobre la pista antequerana y consiguió firmar tablas. El tercer punto estaba abierto. Robinot se llevó la manga intermedia y obligaba a Carvalho a una remontada. Y lo hizo a la grande, dejando derechas para coleccionar.

El Cajasur enfilaba con ventaja el segundo acto del partido. Gardos-Manhani era la siguiente cita. Y la calculadora empezaba a funcionar en función a las necesidades del equipo de la Subbética para enlazar cuatro ligas seguidas. Gardos estaba al corriente de eso y del peligro de Manhani, por lo que no le dio opción en las dos primeras mangas. En la tercera, Manhani vendió cara su piel, pero el austríaco demostró su rango. 

En teoría, Machado tenía que jugar contra Mendes. Pero la roja del primer partido dejaba al ex del Cajasur sin posibilidad de concurso. El marcador se cerró con el 4-1, que convalida la cuarta liga consecutiva y la séptima corona. El rey del tenis de mesa en España vive en Priego de Córdoba y se llama Cajasur. Es real que ya tiene un nuevo pórtico en su particular gloria.