La voz de la Subbética

  • Diario Digital | sábado, 27 de febrero de 2021
  • Actualizado 07:00

El Centro de Tecnificación se inicia en el programa de entrenamientos virtuales de Pingprofry

El prieguense Carlos Machado, icono del Cajasur Priego, será uno de los “maestros” del proyecto a nivel internacional

machi_opt
El Centro de Tecnificación se inicia en el programa de entrenamientos virtuales de Pingprofry

El Centro de Tecnificación de Priego intenta adaptarse a los nuevos tiempos, que no son excepción dentro del mundo del tenis de mesa. Y la última prueba se corresponde con el programa de entrenamientos virtuales que ha lanzado a nivel internacional la plataforma Pingprofy.

Como primera experiencia, las dependencias de la instalación prieguense “recibieron” de manera telemática las clases de Werner Schlager, campeón del mundo en 2003, y que forma parte de un proyecto que tiene como objetivo aprovechar los avances tecnológicos para ponerlos al servicio del deporte a través de sesiones telemáticas.

Schlager compartió sus conocimientos con los integrantes de los dos equipos de Superdivisión de Priego de Córdoba, casos del Cajasur y el Mujer y Progreso, así como con los deportistas becados por la Real Federación Española de tenis de mesa. Entre otros apartados, el alemán hizo referencia a apartados como las horas de entrenamiento, la importancia del servicio en el juego, la preparación física, las rutinas durante las competiciones y algunas anécdotas de su brillante trayectoria profesional.

Pingprofy cuenta con importantes jugadores del panorama intencional para desarrollar un modelo de trabajo orientado para clubes y también para particulares. Entre su lista de “maestros” se ha llegado a un acuerdo para que también forme parte Carlos Machado, icono del Cajasur Priego.

Al respecto, el once veces campeón de España destacó que “la experiencia fue buena porque no siempre tienes la opción de compartir los conocimientos con un campeón del mundo; además, creo que este programa podría resultarle muy útil a las federaciones regionales, por ejemplo, a la hora de perfeccionar el entrenamiento de los chavales que empiezan”.