La voz de la Subbética

  • Diario Digital | sábado, 06 de marzo de 2021
  • Actualizado 12:45

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Un juez autoriza vacunar a cuatro personas de la residencia Arjona Valera de Priego pese a negarse sus familiares

Según recogen los autos del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Único de la localidad, "hay marco legal básico para establecer una vacunación forzosa y en particular en caso de epidemias"

02-min_opt
Un juez autoriza vacunar a cuatro personas de la residencia Arjona Valera de Priego pese a negarse sus familiares

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Único de Priego ha autorizado la administración de las vacunas contra el Covid-19 a cuatro usuarios de la residencia Fundación Arjona Valera de Priego de Córdoba, tras la negativa de familiares y pedir la Fiscalía que se diera autorización para el suministro de dicho medicamento.

Según recogen los autos del juzgado a los que ha tenido acceso Europa Press, "hay marco legal básico para establecer una vacunación forzosa y en particular en caso de epidemias", a lo que agrega que "la administración de esta vacuna resulta beneficiosa" para las personas residentes. Contra las resoluciones caben recursos de apelación ante la Audiencia Provincial.

En uno de estos cuatro casos, una hija se niega a prestar  el consentimiento para la inoculación de la vacuna contra el Covid-19 asegurando que "cuando su madre se ha puesto alguna vacuna, como la de la gripe, se ha puesto muy mal". En otro de los casos, unos padres se niegan a que le suministren la vacuna a su hijo, usuario de la citada residencia, porque no creen en "los beneficios" de la misma.

Asimismo, la hija de una mujer interna en la residencia se niega a que sea vacunada, porque no se fía de dicha vacuna y expone que "ya pasó el Covid en noviembre y fue asintomática". Y una mujer se niega a prestar consentimiento a que vacunen a su hermana de unos 47 años, usuaria de la residencia, porque "desconoce los beneficios" de la vacuna.

La médico forense, por su parte, ha precisado que estos residentes no padecen enfermedades que contraindiquen la vacunación y asevera que "el riesgo de padecer efectos secundarios y complicaciones derivadas de la vacuna son mucho menores que las posibles consecuencias de una enfermedad grave por Covid-19".