La voz de la Subbética

  • Diario Digital | sábado, 21 de mayo de 2022
  • Actualizado 04:50

DESDE LA DIRECCIÓN DEL FESTIVAL HAN SUGERIDO UN MAYOR CONTROL EN LOS ESPACIOS

Roban del Castillo de Priego una de las obras expuestas con motivo del Nemo Art Festival

El artista José M. Ruiz, autor de la obra, ha señalado que con este suceso "queda patente la falta de sensibilidad que tiene la ciudadanía hacia el arte contemporáneo"

272192196_4954040754694801_5122443823176536381_n_opt
Obra robada en la Torre del Homenaje del Castillo de Priego
Roban del Castillo de Priego una de las obras expuestas con motivo del Nemo Art Festival

La dirección de Nemo Art Festival ha denunciado a través de un comunicado el robo de una de las obras de arte del artista José M. Ruiz. La pieza en cuestión se encontraba instalada en la Torre del Homenaje del Castillo de Priego de Córdoba, uno de los espacios expositivos usados durante la séptima edición del evento. El robo tuvo lugar entre la mañana del día 6 de enero y la del 7, justo antes de la inauguración.

Tras los hechos descritos, la organización informó al Ayuntamiento, a través de la Concejala de Cultura, Jezabel Ramírez, siendo ésta acompañada por José M. Ruiz a la Jefatura de Policía Local interponiendo la correspondiente denuncia. Afortunadamente el seguro de responsabilidad civil del Ayuntamiento de Priego de Córdoba hará frente a la subsanación económica de la obra al artista damnificado por la pérdida.

Con el objetivo de que este tipo de hechos no vuelvan a repetirse, desde la organización han sugerido un mayor control en los espacios del Castillo de Priego de Córdoba.

José M. Ruiz, artista autor de la obra, ha señalado que "es imprescindible entender la complejidad y dificultad que existe a la hora de crear una investigación artística. Esta pieza forma parte de todo un proceso conceptual y práctico que aúnan para la muestra. Detrás de ella hay horas y horas de trabajo; desde el desarrollo de la idea, pensar en la forma de producirla (en este caso a partir de una matriz), el modelado, el proceso de secado, la primera puesta en el horno, el esmaltado, segunda hornada y toda la gestión que conlleva todo ello".

"Lo que ha ocurrido es bastante frustrante, ya que toda la dedicación y esfuerzo que se pone en las piezas se ha esfumado. La pieza ha sido robada siendo indispensable como testigo de todo el esfuerzo. Sumándose, además, una serie de patologías generales que afectan a este nicho como es la precariedad en el mundo del arte o la posición que ocupa el artista dentro de nuestra sociedad", ha añadido.

"Como punto final, pienso que queda patente la falta de sensibilidad que tiene la ciudadanía hacia el arte contemporáneo y a su vez queda claro que es indispensable el desarrollo de proyectos de estas características”, ha concluido el autor.