La voz de la Subbética

  • Diario Digital | viernes, 16 de abril de 2021
  • Actualizado 23:12

Cruz Roja presta ayuda a más de medio millar de mujeres en dificultad social en Córdoba

La institución humanitaria refuerza su intervención en este ámbito, dado que la crisis provocada por la pandemia ha tenido mayor incidencia sobre ellas

Mujer 2_opt
Cruz Roja presta ayuda a más de medio millar de mujeres en dificultad social en Córdoba

Más de medio millar de mujeres en dificultad recibieron el pasado año en Córdoba el apoyo de Cruz Roja Española a través de algunos de los diversos proyectos de intervención social de la entidad, como la teleasistencia para víctimas de violencia de género, la atención a personas que ejercen la prostitución o la que reciben mujeres en situación de precariedad y víctimas de trata. 

Hoy 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de las Mujeres, y pocos motivos hay para celebrar si tenemos en cuenta que una de las principales consecuencias de la crisis provocada por la pandemia es que ha acentuado las desigualdades sociales y, entre ellas, las relacionadas con el género.

Ante esta situación, Cruz Roja ha tenido que reforzar su intervención específica con mujeres en dificultad social, de la que en 2020 se beneficiaron 512 personas en Córdoba, entre las distintas acciones impulsadas desde su Programa de Mujer, como el Servicio telefónico de Atención y Protección (ATENPRO) para víctimas de violencia de género -cuya titularidad pertenece al Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad y gestiona la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP)-; el convenio con la Diputación para el empoderamiento de mujeres en dificultad social en la provincia; y el proyecto orientado a la ‘Atención integral a mujeres en dificultad social’ que financia la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación.

De forma complementaria a esta labor, y ante las problemáticas añadidas que encuentran las mujeres en el mercado laboral, y que se han acrecentado con la pandemia (debido, entre otras cosas, a que los sectores que más están sufriendo los efectos de la crisis, com o la hostelería o el comercio, están ampliamente feminizados), la entidad ha intensificado las actuaciones dirigidas a promover la igualdad de oportunidades y la lucha contra la discriminación en este ámbito, con proyectos como ‘Acércate’ –financiado por el Servicio Andaluz de Empleo- o ‘Puentes hacia el empleo’ –apoyado por el  Fondo Social Europeo, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social y el de Sanidad, Servicios Sociales y la Diputación de Córdoba-.

La desigualdad de género provoca mayores niveles de pobreza y exclusión social y se evidencia en datos: más del 67% de las personas atendidas por la organización humanitaria son mujeres.

Por otra parte, las consecuencias de la pandemia causada por la COVID-19 están afectando a todas las personas, pero está teniendo un mayor impacto en las mujeres. En un avance de las conclusiones del Boletín sobre la Vulnerabilidad Social nº 24 de Cruz Roja denominado ‘El impacto de la COVID-19 en la población atendida por Cruz Roja en el Programa RESPONDE’ y que se presentará el próximo 11 de marzo, los datos ponen de manifiesto que existe un impacto negativo de género por la pandemia, que se lee en todas las variables analizadas: las mujeres atendidas en RESPONDE refieren peores indicadores de salud, mayor afectación por la COVID-19, más desempleo, menos ERTES y menos ingresos que los hombres.

A este mayor impacto es necesario añadir la sobrecarga de trabajo que ha supuesto para las mujeres las tareas domésticas y de cuidados durante el confinamiento. La corresponsabilidad entre los dos miembros de la pareja sólo se da, en el mejor de los casos, en el 29,4% (en la tarea más compartida: el cuidado de menores u dependientes).

Por último, hay que subrayar el impacto del confinamiento en la violencia de género: el 1,7% de las mujeres atendidas en el programa RESPONDE señala haber sufrido violencia de género desde la declaración del Estado de Alarma.

Ante todos estos datos, la entidad considera muy importante aprovechar la conmemoración hoy 8 de marzo del Día Internacional de las Mujeres para visibilizar que la desigualdad no solo sigue existiendo, sino que ha aumentado, y para reflexionar sobre cómo acelerar la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que afectan más directamente a las mujeres y a las niñas, dentro del marco de la Agenda 2030.

En esta línea, Cruz Roja Juventud lanza la campaña ‘Entrelazadas por la sororidad’, con la que quiere dar voz y destacar la necesidad de promover la sororidad y la unión entre mujeres para que existan redes de apoyo y solidaridad entre mujeres a favor de la igualdad.

Cruz Roja Juventud pretende destacar la situación de desequilibrio y desigualdad que continúan viviendo las mujeres y la necesidad de reforzar la corresponsabilidad, ya que, continúan percibiendo limitaciones que deberían eliminarse dentro de la evolución social natural, para alcanzar una sociedad más equitativa.

Cruz Roja Juventud promueve la igualdad de género a través de iniciativas de sensibilización y coeducación con niños, niñas, adolescentes y jóvenes, así como con personas educadoras y familias.