La voz de la Subbética

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 14:08

Detenido un varón herido al sufrir una caída tras entrar a robar en un estanco

El presunto autor del robo manifestó a los guardias civiles que le dolía la pierna por haber saltado desde un tejado y creía tener la pierna rota

Peñarroya (1)_opt
Detenido un varón herido al sufrir una caída tras entrar a robar en un estanco

La Guardia Civil ha detenido en Peñarroya-Pueblonuevo a un vecino de dicha localidad cordobesa, de 48 años de edad, como presunto autor de un delito de robo con escalo en un estanco del municipio y resultar herido al sufrir una caída.

Según informa la Benemérita, el aviso de alarma del robo en el estanco se registró sobre las 4,45 horas del día 29 de julio, a la vez que la propietaria del establecimiento se trasladó a dicho inmueble para comprobar el aviso y escuchó ruidos en su interior.

De este modo, la Central Operativa de Servicios del Instituto Armado trasladó el aviso a las patrullas en servicio en la zona, desplazándose al lugar indicado una patrulla de Villanueva del Rey, que observó a su llegada a una persona saltando por los tejados colindantes, que se quejaba de que le dolía una pierna.

La inspección practicada en los tejados permitió localizar numerosas cajetillas de tabaco esparcidas por los mismos, que supuestamente habían sido sustraídas del estanco, no localizándose al presunto autor.

Si bien, en la inspección en las inmediaciones del estanco localizaron al presunto autor del robo, quien manifestó a los guardias civiles que le dolía la pierna por haber saltado desde un tejado y creía tener la pierna rota.

Ante ello, los agentes avisaron a los servicios médicos para que atendiesen a esta persona, quién tras obtenerse indicios y pruebas suficientes de su implicación en el robo cometido en el estanco, fue detenido como presunto autor de un delito de robo con escalo.

El ahora detenido fue trasladado hasta el Hospital de Peñarroya-Pueblonuevo en ambulancia, donde quedó ingresado. Durante el desarrollo de la inspección practicada en las inmediaciones del lugar donde se produjo el robo, se localizó en el interior de un contenedor de basura una caja fuerte, siendo reconocida por la propietaria del local como de su propiedad, conteniendo monedas de diverso valor, siendo éstas de uno, dos y cinco céntimos, ascendiendo a un total de 40 o 50 euros.