La voz de la Subbética

  • Diario Digital | viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 02:44

La Guardia Civil desmantela una plantación clandestina de producción y elaboración de marihuana

Se han detenido a dos personas en una operación que se ha saldado con la incautación de 300 plantas, una pistola que había sido sustraída en Francia y numeroso material para el cultivo de marihuana

CÓRDOBA cannabis 4_opt
La Guardia Civil desmantela una plantación clandestina de producción y elaboración de marihuana

La Guardia Civil, dentro del marco de los servicios establecidos para prevenir el tráfico y cultivo de sustancias estupefacientes en la provincia, ha desmantelado una plantación clandestina de producción y elaboración de marihuana que estaba camuflada en el interior de una vivienda ubicada en la urbanización de la Sierra de Córdoba “Solanas del Pilar”.

La fase de explotación de la operación ha propiciado el desmantelamiento de una plantación ‘indoor’ de producción intensiva de marihuana en la Sierra  de Córdoba, la detención de dos personas, por su presunta implicación en los delitos de elaboración y cultivo de drogas y defraudación de fluido eléctrico, así como la intervención de un arma corta, tipo pistola, que figura como sustraída, una centrifugadora de polen de cannabis, una báscula de precisión, así como productos químicos para la aceleración del crecimiento de las plantas.

La Operación se inició el pasado mes de octubre tras tener conocimiento la Guardia Civil, de que en una finca de la Sierra de Córdoba podrían estar dedicándose a producir marihuana de manera intensiva.

Registros e incautación de material

En la fase de investigación se pudo determinar que la vivienda se encontraba en la Urbanización Solanas del Pilar, aislada de otras edificaciones, cercana a una zona boscosa y  custodiada por un perro de grandes proporciones, y que la misma mantenían un enganche ilegal a la red eléctrica, lo que vino a confirmar las sospechas que los guardias civiles mantenían sobre que el interior pudiera albergar una plantación de marihuana.
 
Confirmadas las sospechas, se solicitó de los usuarios de la vivienda la entrada y registro de la misma, a lo que accedieron voluntariamente, localizándose en el interior 300 plantas de marihuana, siete de las cuales se encontraban en las inmediaciones del inmueble. Asimismo, en el interior se localizó una pistola que figuraba como sustraída en Francia, una centrifugadora de polen, 200 gramos de cogollos de marihuana, preparados y dispuestos para su venta, una báscula de precisión, numeroso material y efectos que formaban parte de un complejo y sofisticado sistema de elaboración y cultivo para la marihuana tales como lámparas alógenas, sistemas de climatización, sistema de riego programado, etc., que fueron intervenidos.

Para el funcionamiento de las instalaciones era necesario un elevado consumo de energía eléctrica, motivo por el que habían practicado un ’enganche’ ilegal a la acometida general de la red eléctrica, de este modo maximizaban beneficios y minimizaban costes de producción.