La voz de la Subbética

  • Diario Digital | viernes, 07 de octubre de 2022
  • Actualizado 20:59

LA PLANTACIÓN SE ENCONTRABA OCULTA ENTRE LA VEGETACIÓN

La Guardia Civil interviene más de 47 kilos de marihuana y detiene a dos personas

Se ha desmantelado una plantación de exterior compuesta por 25 plantas de marihuana en fase de crecimiento de más de dos metros de altura

La Guardia Civil interviene más de 47 kilos de marihuana y detiene a dos personas

La Guardia Civil ha desmantelado una plantación de marihuana en el término municipal de Palma de Río y ha detenido a dos personas como supuestas autoras de un delito contra la salud pública, por cultivo de marihuana.

La Guardia Civil dentro de los servicios establecidos para erradicar el tráfico y cultivo de drogas tuvo conocimiento a través de varias informaciones recibidas en el Puesto Principal de Palma del Río, que en las inmediaciones de la localidad pudiera ubicarse una plantación de Marihuana, concretamente en una zona rural, de difícil acceso junto al margen del río Genil. 

Las investigaciones posteriores permitieron ubicar la plantación en una zona rural a las afuera de la localidad, en un margen del río Genil, donde tras reconocer la zona, fueron sorprendidos dos varones mayores de edad, que se encontraban realizando labores de mantenimiento y recolección de las plantas. Ambos, al verse sorprendidos, intentaron darse a la fuga, no obstante los mismos fueron interceptados.

Mientras una patrulla procedía a la plena identificación de los sospechosos, otra realizó la inspección del lugar, encontrando el acceso hasta la plantación, oculto entre la vegetación.

Para dificultar aún más la localización de las plantas, los supuestos autores habían construido un túnel que atravesaba una masa forestal de cañas y zarzas, y por el que había que acceder reptando durante varios metros.

La plantación compuesta por 25 plantas en fase de crecimiento de más de 2 metros de altura, se encontraba próxima al río, desde donde obtenían el agua necesaria para el cultivo, mediante un sofisticado sistema de riego con una tubería general de la cual, se dividían diversas ramificaciones.

Asimismo, en las inmediaciones disponían de varias edificaciones que eran utilizadas como secaderos y almacén de la producción, donde se intervinieron gran cantidad de cogollos de Marihuana, dispuestos para su venta y consumo, así como diversas herramientas utilizadas para el cultivo y una balanza para su pesaje.

Para el transporte de las plantas, fue necesario solicitar la presencia de un camión, y varios vehículos policiales. Las plantas intervenidas tras su deshoje y despalillo arrojaron un peso de más de 47 kilogramos